El PSC tendrá listo un nuevo protocolo de relación con el PSOE en pocas semanas

El PSC tendrá listo en pocas semanas un nuevo e 'histórico' protocolo de relación con el PSOE que pasará no sólo por tener la posibilidad de votar diferente en el Congreso en algunos temas de ámbito catalán, sino también por tener iniciativa en cuestiones propias.

En una entrevista con Efe, el nuevo presidente del grupo parlamentario del PSC, Xavier Sabaté, ha anunciado que el primer secretario del partido, Pere Navarro, conseguirá en las 'próximas semanas' un 'hito' para el socialismo catalán, como es reformular su relación con el PSOE después de más de treinta años.

'Y va a ser Pere Navarro quien va a conseguir esto; que a veces se le acusa de que es demasiado tibio o de que no se pone a trabajar intensamente; las cosas complicadas requieren su tiempo', ha defendido Sabaté.

El nuevo protocolo de relación entre el PSOE y el PSC podría cristalizar este domingo día 9, en el marco del comité federal, o, a más tardar, en el próximo encuentro de este tipo, pero Sabaté estima que no se demorará más de unas semanas.

'Los tiempos han cambiado y el PSC en sus relaciones con el PSOE y con otros partidos socialistas europeos también. Queremos que esta relación sea acorde con la nueva realidad sociopolítica de España', ha explicado.

Sin entrar en el detalle del protocolo, que ultima Navarro en conversaciones con dirigentes del PSOE, Sabaté sí ha avanzado que 'perfil propio' no quiere decir sólo que el PSC pueda votar diferente en alguna ocasión, sino también que los diputados socialistas de Cataluña tenga capacidad para promover iniciativas propias en el Congreso.

Con estos cambios, el PSC quiere 'reforzar perfil' en el Congreso, ganar visibilidad y evitar ser percibido por la ciudadanía como algo 'borroso', ha dicho Sabaté.

El nuevo protocolo materializa la llamada 'voz propia' del PSC, uno de los mandatos clave del congreso del pasado diciembre, en el que Navarro se alzó con el liderazgo del partido, y, por tanto, una de las principales promesas del primer secretario.

Navarro ha mantenido en los últimos meses conversaciones con el líder del PSOE, Alfredo Pérez-Rubalcaba, y con otros dirigentes del socialismo español para definir un nuevo protocolo de relaciones entre ambos partidos que permita al PSC desmarcarse del PSOE en cuestiones de ámbito catalán y evitar así caer en contradicciones con la postura que defienden en el Parlament, como ya ocurrió en el pasado.

Esta cuestión estará encima de la mesa en el comité federal del domingo, del que podría salir el nuevo protocolo o que, como mínimo, servirá de antesala para un próximo comité en el que los socialistas catalanes lograrán un 'hito' histórico en sus relaciones con el PSOE.