El PSC quiere estar en el grupo de trabajo del pacto fiscal y CiU lo rechaza

El PSC ha reclamado este martes estar en el grupo de trabajo del pacto fiscal, cuya primera reunión el Govern realizará este viernes con ICV-EUiA y ERC --únicas formaciones que dieron total apoyo al modelo de financiación--, pero CiU lo rechaza y le ha ofrecido, al igual que el PP, establecer vías de seguimiento paralelas.

El portavoz de CiU en el Parlament, Jordi Turull, ha explicado en rueda de prensa que han mandado una carta firmada por su líder en la cámara, Oriol Pujol, en la que expresa la intención de 'seguir sumando el máximo de complicidades' en el proceso de negociación, incluyendo las fuerzas que no dieron pleno apoyo al proyecto.

Así, Pujol ofrece al líder del PSC, Pere Navarro, y a la del PP, Alícia Sánchez Camacho, una reunión para acordar acuerdos y mecanismos de seguimiento, 'sin perjuicio de la propia existencia y dinámica que debe seguir el grupo de trabajo' definido en la resolución aprobada por la cámara.

Turull ha subrayado que intentarán sumar a socialistas y populares, a los que ha pedido 'altura de miras y coherencia' y no notoriedad mediática, y ha lamentado que el PSC, que votó en contra de crear el grupo de trabajo y ahora quiere estar, no haya cambiado pese a su remodelación.

El recién estrenado portavoz socialista en la Cámara, Xavier Sabater, ha advertido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que no puede prescindir de su grupo y contar sólo con los tres que votaron todo el proyecto, un apoyo 'menor del que tuvo el Estatut'.

Para Sabater, que el PSC no estuviera de acuerdo con algunos puntos no excusa su ausencia el grupo de trabajo, que significaría una 'manifestación de sectarismo' por parte del Govern.

ICV SÍ QUIERE AL PSC

La portavoz de ICV-EUiA, Dolors Camats, ha recordado que urgieron a celebrar la comisión y a buscar la máxima unidad, por lo que ve con buenos ojos sumar al PSC para que estén 'el máximo de partidos de los que se mostraron como mínimo en parte favorables' al modelo de financiación.

Sin embargo, ha rechazado incluir al PP porque 'su único mérito es ser socio privilegiado de CiU y no haber defendido' el pacto fiscal, y ha añadido que el encuentro sirva para ver los objetivos, calendario y condiciones con los que el Govern afronta la negociación.

Desde ERC, su portavoz, Anna Simó, ha asegurado que asistirán a la reunión pidiendo al Govern que sea 'diligente' para evitar que los plazos de negociación con el Ejecutivo de Mariano Rajoy se alarguen.

Así, quiere establecer plazos cortos para que Rajoy 'diga si sí o si no', y ha recordado que el proceso debe ir rápido teniendo en cuenta que Catalunya, según ella, se escurre, y para evitar tener que recurrir a que el Estado avance dinero para pagar nóminas.

Desde C's, su diputado Jordi Cañas ha reclamado que su grupo forme parte de la reunión pese a votar en contra del pacto fiscal, y, en referencia a la posible inclusión del PSC, ha avisado: 'Si los que votaron que 'no' van a poder asistir a la comisión de seguimiento, vamos todos'.