El PSC mueve ficha y abre la puerta a un acuerdo catalán sobre el pacto fiscal

Socialistas y populares creen que el Govern se acerca a sus tesis y que se aleja de ERC

El PSC ha movido ficha en la primera cumbre que han celebrado este miércoles los partidos catalanes sobre el pacto fiscal, y ante estas 'aproximaciones' en palabras de Josep Antoni Duran (CiU), se ha abierto la puerta a que pueda haber un gran acuerdo entre Govern y oposición.

Pese a estos acercamientos, el fruto aún no está lo bastante maduro, por lo que los partidos se ha vuelto a citar antes de julio en una segunda cumbre, y el portavoz del Govern, Francesc Homs, ha apreciado que los movimientos del PSC y la actitud del PP de no obstaculizar un acuerdo son gestos 'positivos' pero insuficientes.

La principal novedad de la reunión es que el PSC ha presentado un documento sobre las bases para alcanzar un acuerdo, con un redactado muy generalista, lo que permitiría contentar todos los frentes: sus tesis son que haya un consorcio participado por los gobiernos central y autonómico que recaude y gestione los impuestos; y las del Govern son que haya una hacienda catalana participada sólo por la Generalitat.

El documento del PSC habla de que la Generalitat debe tener 'protagonismo en la gestión, recaudación, liquidación e inspección' de los impuestos, pero no de consorcio ni de hacienda propia.

Mientras, la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, aplaude que el Govern 'haya abandonado las posiciones de confrontación y radicalidad' en su apuesta por el pacto fiscal, y ha ofrecido una propuesta de 'tercera vía' que supere la disyuntiva entre una mejora del modelo de financiación y un cambio de modelo.

Según confirman socialistas y populares, ahora la pelota está en el tejado del presidente Artur Mas, quien debe decidir si mantiene su acuerdo con ERC e ICV-EUiA para lograr una hacienda catalana en la que no participe el Estado, o bien suavizar sus posturas y acercarse a un consorcio participado por los gobiernos central y autonómico.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado que la propuesta del PSC es insuficiente y se ha mantenido firme en la defensa del concierto económico y de llevar a Catalunya el modelo vasco y navarro; mientras, ICV-EUiA aprecia que la propuesta del PSC está lejos aún del modelo fiscal que acordaron en 2005 el tripartito y CiU, cuando el Parlament aprobó el redactado del Estatut que se remitió a las Cortes, y que luego se modificó.

POLÍTICA SOCIAL

La reunión ha quedado condicionada por el récord histórico que este miércoles ha alcanzado la prima de riesgo española, la nacionalización de Bankia que no se hará con deuda pública y las últimas declaraciones de la CE sobre la situación política española.

PSC e ICV-EUiA han indicado que nadie se puede quedar impasible en el debate ante esta situación, y vinculan el pacto fiscal a que haya un acuerdo para blindar los servicios públicos en Catalunya.

El líder ecosocialista, Joan Herrera, ha exigido que el pacto fiscal debe garantizar por escrito que los ingresos adicionales que obtenga la Generalitat se destinen a las políticas sociales, mientras que Pere Navarro (PSC) ha insistido en su 'pacto social'.

Albert Rivera (C's) ha emplazado al PSC y al PP catalán a clarificar si sus homólogos en el resto de España apoyan que sea un consorcio y no el Estado quien recaude los impuestos: '¿Comparten Esperanza Aguirre, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Antonio Griñán estos planeamientos?'