El presidente del PSC en el Parlamento catalán admite que el partido debe construir una 'alternativa' a CiU

El nuevo presidente del PSC en el Parlamento catalán, admite que el partido debe construir una alternativa al Gobierno de CiU y consolidarse como una oposición que sea reconocida por los ciudadanos.

En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, ha defendido los cambios impulsados por el primer secretario del PSC, Pere Navarro, aunque ha admitido que la reforma debería haberse llevado a cabo antes: 'Un país no puede funcionar sin tener una alternativa, y nosotros reconocemos que, en estos momentos, no la tenemos acabada de construir'.

En relación al sector catalanista del partido, ha reivindicado un catalanismo social y ha destacado que el ser catalanista pasa hoy en día por Europa y por tener unas instituciones fuertes.