El presidente de Opel confirma que mantendrá Figueruelas

Carl Peter-Foster, presidente de la marca alemana, confirmó ayer que la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) no entrará en el conjunto de fábricas afectadas por las medidas de reestructuración que el fabricante pondrá en marcha en octubre.

Foster aseguró que las medidas que pueden aplicarse en Figueruelas "aún no se han decidido", pero, a corto plazo, la factoría zaragozana no se verá afectada por el "Plan Olympia", que será puesto en marcha el próximo mes.

Dicho plan, que prevé una reducción de la capacidad de producción de Opel de entre 300.000 y 350.000 vehículos y un ahorro de 2.000 millones de euros (333.000 millones de pesetas) hasta 2003, permitirá una ampliación de la gama de productos y numerosos avances tecnológicos.

El presidente de Opel también anunció que, como medida para relanzar la imagen de la marca alemana, en los próximos cinco años se renovará toda su gama de productos.

Paralelamente, Opel introducirá una serie de automóviles y variaciones en sus modelos "con los que se definirán nuevos segmentos" y que supondrán el 50 por ciento de la futura cartera de valores de la firma, siguiendo la línea abierta con los Tigra o Agila.

Las inversiones en Figueruelas serán respetadas
Por otra parte, el presidente de Opel España, Juan José Sanz, señaló ayer que los 660 millones de euros (casi 110.000 millones de pesetas) que la filial europea de General Motors tiene previsto invertir en España no se verán afectados por el programa de recorte de gastos.

Sanz aseguró que "hasta ahora, no se ha puesto en duda ni una peseta de las que tenemos previstas invertir en Figueruelas". De los 660 millones de euros, 420 millones se emplearán en la producción del nuevo modelo Monocab, que comenzará a fabricarse en Figueruelas a principios de 2003.

Responsables de Opel comunicaron recientemente que el programa de recortes de la compañía no supondrá el cierre de ninguna planta europea. En Figueruelas se fabrican cada día 1.800 vehículos, "producción que se mantendrá hasta finales de año", según Sanz.

El presidente de Opel España también anunció que "las exportaciones de la planta han caído un 10 por ciento en lo que va de año. El descenso ha estado motivado por la recesión del mercado alemán, el mejor cliente de Opel en Europa", explicó. Las ventas de automóviles en Alemania han bajado un 2,8 por ciento hasta junio.

Rumores de trasalado de la producción de Figueruelas
Las palabras de Sanz contrastan con la existencia de una información, que se publicara mañana, en el semanario alemán Wirtschfwoche, en la que se asegura que Opel desviará parte de la producción del modelo Corsa en Figueruelas a la planta germana de Eisenach a partir del año 2003, según se recoge en el plan Olympia.

El portavoz de Opel-España, Juan Manuel Garicano, ha afirmado que el citado programa "está aún por definir". "Mientras tanto y ante posibles especulaciones, no damos respuesta ninguna sobre estas noticias, porque entraríamos en un juego de dimes y diretes que no tiene sentido", ha añadido.