El presidente de Ford, en la picota

Fuentes oficiales de la marca han desmentido el rumor de que Jacques Nasser piensa retirarse a finales de este año. Sin embargo, la crisis que atraviesa la marca y los enfrentamientos que parece haber con el presidente ejecutivo, William Clay Ford Jr, apuntan hacia todo lo contrario. El tiempo lo aclarará.

Imposible cambiar todas las cubiertas con problemas antes de primavera
Imposible cambiar todas las cubiertas con problemas antes de primavera

Los últimos datos de ventas de Ford y la decisión de reducir los dividendos a repartir entre los accionistas de la compañía en un 50 por ciento han dejado al presidente del grupo, Nasser, en una situación, como mínimo, incómoda. Ha sido éste el principal motivo que ha llevado a varios medios norteamericanos, como Automotive News y Forbes, a especular acerca de la continuidad del ejecutivo en la marca. Es más, estas publicaciones han llegado a afirmar que la retirada llegará antes de final de año.

La respuesta desde la empresa norteamericana ha sido un rotundo desmentido. Desde Ford se ha declarado que "no especulamos con especulaciones".

Sin embargo, es imposible dejar de lado que, durante el mandato de Nasser, Ford ha visto cómo descendía su cuota de mercado en Estados Unidos y cómo las ventas caían en picado.

Durante este año, la cuota de mercado que poseía Ford en EE.UU. se ha visto reducida en un 1,5 por ciento y en septiembre las ventas bajaron un 9,2 por ciento con respecto al mismo mes de 2000.

Además, la crisis de los neumáticos, que ha desprestigiado algunos de los modelos de la estadounidense, y los atentados terroristas en territorio norteamericano el pasado 11 de septiembre han obligado a recortar la producción de la marca en unos 120.000 automóviles este último trimestre del año.

Es más, Ford ha tenido que reconocer en público que la calidad de sus vehículos en Estados Unidos ha bajado, situándose por debajo de la de los modelos de General Motors.

Otro punto en contra de Nasser son sus presuntos "roces" con el representante de la familia Ford en la Dirección de la compañía, William Clay Ford Jr., presidente ejecutivo. Éste se ocupa desde julio de las operaciones diarias y de las posibles reestructuraciones para ajustar y reducir costes.

Automotive News insiste en que Nasser es el principal responsable del bache que atraviesa la marca, ya que decidió abrir el espectro de negocios del grupo, distrayendo recursos a la fabricación de vehículos.