El presidente de DaimlerChrysler amenaza con crear una serie de carreras propia

Ante los recientes cambios y compra de acciones en el SLEC (holding para la Fórmula Uno), los fabricantes DaimlerChrysler, BMW, Fiat, Renault y Ford han hecho públicas sus intenciones de organizar una competición paralela si no se cumplen sus objetivos: hacerse con más del 25 por ciento de la participación.

Joergen Hubbert, presidente de la multinacional DaimlerChrysler, ha anunciado que los consorcios automovilísticos podrían presentar una serie de carreras propia, ya que considera que "la Fórmula Uno es una feria sin su participación".
Asimismo añadió que, aunque esta competición depende de las empresas, y actualmente no se puede expropiar al nuevo accionariado mayoritario, los fabricantes no están dispuestos a presentarse como solicitantes.
Las marcas, que quieren hacerse con más del 25 por ciento de la participación en SLEC (holding para la F1), proyectan organizar una serie de carreras propia, según manifestó Hubbert. "Estamos muy unidos y pensamos crear algo propio en caso de que no se llegue a una solución. Tenemos poder y dirigiremos nuestras fuerzas en otra dirección", declaró.
Recientemente el endeudado consorcio EM.TV y el grupo de medios Kirch compraron un 25 por ciento adicional de la participación en SLEC por 987,5 millones de dólares (175.775 millones de pesetas), con lo que suman un 75 por ciento. DaimlerChrysler, BMW, Fiat, Renault y Ford temen que Kirch, que financió la operación, traspase la emisión de las carreras de Fórmula Uno a su canal de pago Premiere World.

Los mejores vídeos