El precio del seguro, según la velocidad

IBM, Norwich Union (la mayor aseguradora británica) y la empresa de comunicaciones móviles Orange UK han lanzado un plan piloto por el que el precio del seguro del coche se calculará en función del tiempo y la forma de conducción. Cuanto menor sea el uso que se haga del vehículo, más reducida será la tarifa.

Más de 5.000 automovilistas del Reino Unido están tomando parte en la prueba, de dos años de duración, que IBM, Norwich Union y Orange UK pusieron en marcha a principios de 2003. Se trata de un sistema de cálculo de la póliza del seguro que emplea un sistema de posicionamiento (GPS) para registrar las velocidades, los movimientos y las ubicaciones de un vehículo. Los datos (confidenciales) son enviados de forma instantánea a través de una red de telefonía móvil GSM a la sede de la aseguradora –Norwich Union, en este caso-.

Una vez allí, según explica el suplemento “Ciberpaís", los informes se guardan en una base de datos y, cuando llega el momento del pago, se efectúa el cálculo en función del uso que el propietario haya dado al automóvil durante el período de estimación contratado. Así, los más beneficiados serán aquellos conductores que circulan con prudencia o emplean poco su vehículo. Además, este sistema de abono por consumo permite al cliente un mayor control sobre los costes.

Las empresas impulsoras del proyecto han preferido hacerlo público de manera escalonada, con el fin de resolver los posibles problemas que surgieran al principio. Por suerte, aseguran que la mayoría de los usuarios están satisfechos con la experiencia. La iniciativa Pay As You Drive (Paga según conduces, en español) podría consolidarse en cinco años, cuando el hardware y el software de IBM estén listos para instalarse directamente en las líneas de montaje de la mayoría de los coches. Al menos, así lo cree uno de los portavoces de Norwich Union.

Los mejores vídeos