El precio del petróleo supera los 30 dólares

El ataque de Estados Unidos a Irak está en el ambiente y la falta de definición del Gobierno de Bush sólo está provocando que la incertidumbre sea cada vez mayor. De momento, el precio del crudo se ha disparado por encima de los 30 dólares el barril.

El precio del petróleo supera los 30 dólares
El precio del petróleo supera los 30 dólares

El Gobierno estadounidense ni confirma ni niega que el ataque de sus fuerzas a Irak se vaya a producir, pero, desde luego, esta falta de información no está siendo óbice para que el precio del crudo escale poco a poco sin parar.

En los últimos dos meses el incremento del precio del barril ha sido de un 18 por ciento, llegando en esta semana a superar los 30 dólares, una cantidad que no se alcanzaba desde hace 15 meses.

La sospecha de que la guerra no está demasiado lejos se ha visto respaldada por el descenso en las reservas estadounidenses, que, según algunos medios de EE.UU., podría deberse a un desvío del crudo hacia la Reserva Estratégica de Petróleo. Esta operación se estaría realizando para cubrir las necesidades del país en caso de un recorte de suministro del petróleo por la invasión de Irak.

Desde la Casa Blanca se ha negado rotundamente el desvío de crudo hacia la Reserva Estratégica, pero no se ha mencionado nada sobre el posible ataque, que parece seguro con sólo dar un vistazo a las portadas de las publicaciones norteamericanas.

Por otra parte, desde la Opep se cree que no es tanto el conflicto iraquí como la cercanía de la reunión del cártel, que tendrá lugar el próximo 19 de septiembre en Osaka.

Según Alí Rodríguez, presidente de la compañía estatal Petróleos de Venezuela y hasta hace poco secretario general de la Opep, es bastante normal que el crudo suba cuando se acercan estas citas, ya que los "especuladores" intentan "presionar" provocando una subida artificial del precio del crudo. El objetivo, que la Opep incremente su producción.

El actual secretario general de la organización, Álvaro Silva, ha asegurado que en Osaka se decidirá mantener el actual nivel de extracción. Además, desde el cártel se ha garantizado que en caso de ataque a Irak se cubrirá la posible de la oferta petrolífera con una mayor producción.

En esta situación de incertidumbre, desde Estados Unidos ya se ha empezado a recortar la importación de crudo iraquí. Según los diarios estadounidenses, se ha pasado de adquirir un millón de barriles al día a Irak a tan sólo adquirir entre 100.000 y 200.000. Las compañías prefieren asegurarse fuentes alternativas, "por si acaso".