El precio del petróleo no se recupera del 11-S

Aunque la Opep ha vuelto a recortar su producción, el precio del crudo no logra recuperarse tras los sucesos del 11 de septiembre. El barril de petróleo se comercializa a menos de 20 dólares, pero este bajo precio no invita a comprar a unos países que se encuentran con sus despensas llenas.

El precio del petróleo no se recupera del 11-S
El precio del petróleo no se recupera del 11-S

Tras el 11 de septiembre, las empresas de aviación han cancelado muchos vuelos y, por tanto, las petroleras han perdido un gran filón. Eso sí, no todo se reduce al 11-S: el invierno es más caluroso de lo que se esperaba, la Opep no ha logrado controlar a sus socios como hacía antaño y su producción superará lo acordado y el precio del gas se ha abaratado considerablemente.

Como consecuencia, los países y, en particular, EE.UU, el mayor consumidor de petróleo del mundo, tienen las despensas llenas. La demanda no fluye al mismo ritmo que los pozos petrolíferos bombean crudo: en Estados Unidos han reducido sus compras en unos 870.000 barriles por día.

El precio de los contratos para entrega en marzo del Petróleo Intermedio de Texas, que es el de referencia en Estados Unidos, ha bajado 15 centavos y se sitúa en los 19,66 dólares por barril. La situación tampoco está mejor en los parqués europeos y el crudo Brent se situaba en el mercado de Londres a 19,15 dólares.

Esta situación supone un duro varapalo para los países de la Opep, pero los países independientes del cártel también tienen que hacer reajustes. La compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) acaba de anunciar que, a partir del próximo 1 de marzo, incrementará sus precios de exportación para mantener su competitividad en los mercados internacionales.

Las petroleras también sufren directamente los vaivenes del petróleo: Shell ha disminuido sus beneficios durante el pasado ejercicio hasta 11.984 millones de dólares (13.840 millones de euros o 2,3 billones de pesetas).