El precio del petróleo baja gracias al acuerdo de Irak con el programa de la ONU

El precio del crudo registró ayer una fuerte baja en el mercado de Nueva York, ya que Irak aceptó la prórroga del programa humanitario "Petróleo por alimentos" de las Naciones Unidas. Este descenso también se debió, en parte, a una toma de ganancias tras las subidas de la semana pasada.

El precio de los contratos para entrega en agosto del Petróleo Intermedio de Texas, de referencia en Estados Unidos, quedó a 27,59 dólares por barril (un dólar=164 pesetas; un barril=159 litros) después de bajar 0,62 dólares.

Este descenso se produce después de las subidas del pasado martes (0,29 dólares), jueves (0,78 dólares) y viernes (1,19 dólares).

Según el portavoz de la ONU, Fred Eckhard, se espera que Irak reanude en breve sus exportaciones de crudo, ya que este país aceptó ayer un memorándum de entendimiento que detalla las condiciones del programa "Petróleo por alimentos" para los próximos cinco meses.

Dicho programa se creó en 1996 para aliviar la situación de la población iraquí, empobrecida por el impacto de las sanciones impuestas después de la invasión de Kuwait en 1990, y permite a Irak exportar cantidades limitadas de petróleo para poder comprar alimentos, medicinas y otros productos básicos, siempre bajo el control de las Naciones Unidas.

El Gobierno iraquí paralizó sus exportaciones (que suponen cerca de dos millones de barriles diarios) el pasado 4 de junio, como protesta por la intención de la ONU de revisar las sanciones.

La propuesta de revisión del programa fue realizada por Gran Bretaña y respaldada por los Estados Unidos. Según Londres y Washington, tenía por objetivo aliviar el peso de las multas sobre la población civil, así como estrechar el cerco sobre el régimen de Bagdad.

Rusia se opuso a esta proposición, apoyando una solución global al problema iraquí, en la que se incluía el levantamiento total de las sanciones si el Gobierno de Bagdad dejaba entrar a los inspectores de la ONU para verificar la política de desarme.

Además de la perspectiva de que el petróleo iraquí comience a ingresar en el mercado en los próximos días, el precio del crudo también se ha visto influido a la baja por la toma de ganancias de una serie de operadores que habían comprado posiciones antes del alza de la semana pasada, cuando el petróleo experimentó una fuerte revalorización.