El precio del crudo baja por la previsión de una caída de la demanda

La corriente alcista que había experimentado el precio del crudo en los últimos días se interrumpió ayer, cuando el importe del petróleo descendió ligeramente debido a los pronósticos que aseguran un recorte de su demanda en 2002.

El precio del crudo baja por la previsión de una caída de la demanda
El precio del crudo baja por la previsión de una caída de la demanda

Los contratos para entrega en abril del Petróleo Intermedio de Texas, el de referencia en Estados Unidos, terminaron la sesión regular con una baja de 0,16 dólares, hasta llegar a los 24,20 dólares por barril (un barril=159 litros; un dólar=1,14 euros).

Asimismo, el coste del crudo Brent sufrió un descenso de 0,15 dólares, hasta llegar a los 23,75 dólares por barril.

Esta rebaja coincide con el anuncio de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de una reducción del 16 por ciento en la demanda de petróleo para este año. Esto significa un recorte de 80.000 barriles diarios.

A pesar de que esta entidad ha elevado sus previsiones de pedidos en el segundo y tercer trimestre –teniendo en cuenta que la economía de Estados Unidos ha salido de su bajón antes de lo esperado-, considera que el crecimiento de la demanda será más lento después, ya que la reactivación económica no debería ser demasiado fuerte.

Sin embargo, la agencia ha afirmado que los precios del crudo subirán a medida que los miembros de la Opep (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y sus competidores reduzcan la oferta, con el fin de compensar la debilidad de los pedidos.

Los importes del crudo se han incrementado un 18 por ciento en lo que va de año y la AIE espera un nuevo impulso a medida que la economía estadounidense se recupere. Además, las especulaciones sobre una acción militar contra Irak, también contribuyen a este alza del precio, como se ha visto en días pasados.

En opinión de la agencia, para aumentar los importes es necesario que los países del cártel continúen con sus restricciones en la oferta de crudo y que las naciones rivales, como Noruega, Omán y México, secunden esta limitación.

En febrero, estos países ya redujeron su producción hasta los 75,9 millones de barriles diarios, lo que representa un descenso de 320.000 barriles al día respecto a las extracciones de enero.

Sin embargo, diez miembros de la Opep acordaron cuotas que, el mes pasado, permitieron una rebaja en su oferta -que llegó a los 22,4 millones de barriles de petróleo por día, el nivel más bajo alcanzado por la organización en los últimos diez años-. Aun así, superó en 740.000 barriles la meta fijada.

Por su parte, Irak (que no cumple las cuotas del cártel, pues son las Naciones Unidas quienes se encargan de controlar su producción y comercialización de petróleo, debido a las sanciones impuestas tras la invasión de Kuwait) aumentó su producción en febrero a 2,46 millones de barriles cada día, 200.000 barriles diarios más que en enero.

Según los datos de la AIE, la producción mundial de crudo se situó en un promedio de 75,9 millones de barriles por día en febrero, un descenso de 320.000 barriles sobre el mes anterior.