El precio de la gasolina en España se sitúa a niveles europeos

Durante el pasado mes de junio, España consiguió colocar el precio de sus gasolinas al mismo nivel que el resto de Europa. Las rebajas en los combustibles son la tónica del mes de julio, pero nuestro país, al igual que el resto del mundo, va a sufrir directamente el recorte de producción de crudo que la OPEP ya ha hecho público.

El precio de la gasolina en España se sitúa a niveles europeos
El precio de la gasolina en España se sitúa a niveles europeos

España sigue el paso del resto de Europa, al menos en materia de combustibles, ya que, según datos del Ministerio de Economía, nuestro país ha conseguido aproximar los precios de sus gasolinas a los de la media vigente en la Unión Europea, es decir, un poco más caras.

Durante el mes de junio, la gasolina sin plomo de 95 octanos subió en nuestro país 2,7 pesetas y el litro se situó en 145,9 pesetas, mientras que en el resto de la UE se vendió, de media, a 174,3 pesetas, 2,2 pesetas más barato que durante el mes pasado.

También se incrementó el precio de la súper en España en 2,2 pesetas, hasta 155,5 pesetas el litro, pero en Europa este combustible acumuló una notable rebaja de 2,8 pesetas, con lo que el litro se vendía a 183,1 pesetas.


El gasóleo fue el único combustible que encareció su precio en toda la UE: en 1,1 pesetas en España, llegando a las 118,3, y en 1,5 pesetas de media en el resto de los países comunitarios, hasta las 137,9 por litro.

Durante el mes de junio, la comunidad de Cantabria es la que ha ofrecido los combustibles más baratos, y Baleares, la que más caros. Para repostar gasolina sin plomo, hay que acudir a Soria, donde se ofrece más barata, mientras que en Cuenca es donde se vende más cara. Santander es la provincia más económica para la súper y el gasóleo y Valladolid, la más cara.

Esta tendencia alcista de los precios, motivada principalmente por la debilidad del euro, ha cambiado durante el presente mes. El barril de crudo se cotiza 3 dólares más barato y las petroleras han acumulado los suficientes stocks como para permitir continuas rebajas, pero esta situación cambiará previsiblemente en breve, ya que la OPEP ha anunciado que recortará su producción.

En la cocina de la OPEP...
La OPEP no esperará a finales de septiembre, cuando tiene prevista una cita en Viena, ni siquiera analizará la situación en una reunión extraordinaria; el texto ya está firmado y no hay vuelta atrás: recortará su producción de crudo en un millón de barriles diarios.

Con este tijeretazo, el tercero en lo que va de año, el cártel más poderoso del mundo quiere relanzar el precio del petróleo, hasta situarlo en 25 dólares el barril (cerca de 4.745 pesetas), pero, a la vez que llena sus arcas, debilita las economías de todo el mundo, que vivían una época de euforia gracias a una caída de la inflación.

Estados Unidos, por boca de su presidente, George Bush, ya ha expresado al grupo su desaprobación por lo que considera "una medida que afecta a EEUU y al mercado".