El PP insiste en la discreción ante la situación de Carromero

El Partido Popular español insistió hoy en la necesidad de discreción en relación con la situación del dirigente de su organización juvenil Ángel Carromero, que se encuentra en prisión provisional en Cuba.

Fuentes del partido gubernamental español expresaron hoy su 'confianza en las gestiones que esté haciendo el Gobierno', después de que la Fiscalía de Cuba haya solicitado siete años de prisión por homicidio imprudente para Carromero.

El joven español, dirigente de Nuevas Generaciones del PP, conducía el vehículo que sufrió un accidente de tráfico en el que murieron los disidentes cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero.

El Partido Popular insiste en la necesidad de discreción ante esta 'situación muy delicada'.

El Ministerio de Asuntos Exteriores no ha querido hacer ninguna valoración sobre la petición de condena de la fiscalía cubana.

El titular de este departamento, José Manuel García Margallo, insistió en declaraciones públicas en las últimas semanas en la necesidad de mantener la máxima discreción por este asunto para no dificultar la repatriación de Carromero lo antes posible.

El pasado 22 de julio, el líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá, de 60 años, y Harold Cepero, de 31 y miembro de ese grupo cubano, murieron en un accidente de tráfico ocurrido en las cercanías de Bayamo, cuando el vehículo en el que viajaban se estrelló contra un árbol.

El automóvil, de alquiler, iba conducido por Ángel Carromero y en él también viajaba el ciudadano sueco Jens Aron Modig, líder de las Liga Juvenil Democristiana (KDA) de su país.