El Plan Industrial garantiza la carga de trabajo de 10 años a las factorías de Renault

El Plan Industrial adjudicado a las factorías de Renault España por la multinacional francesa garantizará una carga de trabajo para estas plantas durante diez años, de acuerdo con los cálculos efectuados por los sindicatos.

Para lograr la adjudicación de nuevos modelos para su fabricación en España, dentro del Plan Industrial, los sindicatos llegaron el pasado día 13 a un acuerdo social en el que hicieron concesiones como la ampliación de la jornada y flexibilidad horaria, así como vincular parte de la subida salarial a objetivos, según ha reconocido fuentes sindicales.

Si se cumplen todas las aspiraciones de las factorías españolas dentro del Plan Industrial, la factoría de Palencia será la más beneficiada, según dichas fuentes, con la adjudicación de una plataforma para la fabricación a partir de 2015 de tres modelos Megane, entre ellos una 'berlina', y una segunda para el montaje de un 'crossover' dentro de la alianza de Renault con Nissan.

Con ello, la producción en la factoría palentina, que el próximo miércoles será visitada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pasará de 190.000 a 285.000 unidades diarias y un nuevo turno de noche, por lo que la plantilla tendrá que ampliarse con 800 puestos de trabajo directos.

La adjudicación del Plan Industrial también supone un incremento de la producción en la factoría de cajas de cambios de Sevilla, que pasaría de 1,1 millones a 1,4 millones al año y la creación de 200 puestos de trabajo.

En la factoría de Motores de Valladolid también se incrementaría la producción en la misma medida, con la creación de 300 puestos de trabajo directos.

Según las estimaciones de los sindicatos, con las nuevas adjudicaciones las factorías de Renault España tendrían una carga de trabajo como mínimo para los ocho o los diez próximos años teniendo en cuenta que la vida media de un coche son seis años.

A estos nuevos productos se unen los que ya está produciendo la factoría de Carrocería-Montaje de Valladolid, el eléctrico Twizy, que ya se encuentra en el mercado, el X-87 que, de acuerdo con las previsiones de la empresa, saldrá en el próximo mes de febrero.

Estos dos últimos modelos fueron adjudicados en el plan industrial implementado en 2010 y que, según han reconocido sindicatos, representantes empresariales y responsables de la Junta de Castilla y León, supuso la salvación para la factoría de Carrocerías-Montaje de Valladolid.