El plan de GM España, rechazado en Alemania

La situación de la planta zaragozana de GM España es delicada. Tanto, que el PP aragonés ha pedido al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que lo considere “una cuestión de Estado".

El plan de GM España, rechazado en Alemania
El plan de GM España, rechazado en Alemania

La central alemana de General Motors (GM) ha rechazado la propuesta de los responsables de la factoría zaragozana de Figueruelas para no perder la producción del Meriva.

A comienzos de la semana, el comité de empresa de la compañía había rechazado un plan con más flexibilidad que la dirección quería haber presentado en Alemania.

Ante esta situación, el presidente de la comunidad de Aragón, Marcelino Iglesias, ha asegurado que esta institución expresa su apoyo a la planta y ha presentado una serie de compromisos, con el objetivo de mantener la producción. Pero no esto no suficiente. según el Partido Popular aragonés, cuyo presidente, Gustavo Alcalde, ha pedido al Ejecutivo español que considere que esta crisis es “una cuestión de Estado".

Están en juego no sólo la producción del modelo Meriva, sino los 3.000 empleos directos de la factoría y los 2.000 indirectos (empresas auxiliares) que dependen de Figueruelas. El futuro a medio plazo de la planta de Figueruelas peligra.

Alcalde acusa al Gobierno aragonés, socialista, de “cubrir el expediente" y de no preocuparse realmente del problema de GM España. De hecho, ha comentado que el ministro de Industria, José Montilla, “está más preocupado por la OPA de Gas Natural a Endesa y por el Estatuto de Catalunya" que por la factoría automovilística en peligro. En una entrevista concedida al diario Cinco días que se publica hoy en ese diario, Fernando Bolea, representante de Figueruelas en el Comité Europeo de GM, asegura que el principal problema de la planta es la “gran brecha salarial" entre las propuestas española y polaca (la factoría de Gliwce también opta a la producción del Meriva y parece que tiene más opciones).

La brecha salarial es de 100 millones de euros a favor de las instalaciones del Este y, en conjunto, para General Motors, esto supone un montante importante. Se prevé que la dirección se decante por la opción polaca si la delegación española no propone un plan más flexible, aunque sea más caro. Figueruelas monta en la actualidad los modelos Corsa y Meriva. De este último, depende el futuro de la compañía. La Generalitat de Catalunya ha anunciado su mediación en el conflicto laboral que afecta a la planta de Seat en Martorell. Si la dirección y los sindicatos no llegan a un acuerdo para hacer frente al excedente de producción, el Gobierno catalán intervendrá. La firma automovilística anunció una producción de 446.000 vehículos en 2005; ahora ha rebajado sus expectativas hasta las 390.000 unidades. El principal sindicato de Ford, UGT, ha pedido a los empleados de la planta valenciana de Almussafes que no realicen horas extraordinarias. De esta forma, protestarán por una plantilla “ajustada" que obliga, en ocasiones, a detener, incluso, la producción.