El petróleo vuelve a subir

Lo consiguió. Después de dos semanas luchando para frenar la caída de precios, la Opep lo ha logrado. Ayer, el barril cotizó en Londres a 25,10 dólares, la primera vez que supera los 25 dólares en los últimos 15 días.

El precio actual es el idóneo según todas las partes, al menos en Londres, porque en Nueva York se mantiene en los 28 dólares, un precio todavía caro para muchos compradores, aunque muy lejos de los 35 que ha llegado a marcar en otoño. Hoy, en Londres, el mercado abre levemente a la baja, pero la tendencia al alza parece consolidada.
Para lograr este amenazante frenazo en la caída de los precios, la Opep se ha movido con astucia y contundencia. El martes, su principal peso pesado, Arabia Saudí, salía a la palestra para explicar la necesidad de llevar a cabo un recorte en la producción de petróleo. La reducción estaría entre el millón y el millón y medio de barriles diarios, mucho petróleo.
Emiratos Árabes, otro de los países poderosos de la organización, ha pedido a naciones externas al cártel que apoyen la decisión de recortar las extracciones. Esto es señal inequívoca de que la Opep está dispuesta a cerrar el grifo. Durante 2000, el cártel incrementó cuatro veces su producción, alentada sobre todo por Estados Unidos. Esto creó alguna diferencia entre los países miembros, puesto que los llamados "halcones", Libia, Irak, Irán y, en parte, Venezuela, no querían dar facilidades a Estados Unidos.
Ahora, en la necesidad de recortar para que suba el precio, será más fácil poner a todos de acuerdo. Si Arabia Saudí, principal aliado de Estados Unidos en el cártel, es proclive al recorte, cómo no va a serlo Irak, con su odio hacia los americanos.
La Opep se reúne el próximo día 17 en Viena. La mayoría de los analistas apuesta por una reducción de las cuotas de extracción, con lo que las gasolinas y el gasóleo subirán de precio o, al menos, dejarán de bajar.

Los mejores vídeos