El petróleo entra en barrena

Los "dealers" de Nueva York y Londres ya no saben qué hacer. El precio del barril de petróleo ha entrado en caía libre y ayer alcanzó los 16 dólares para rebotar hasta los 18. El precio medio de la Opep se hunde y ya está en 16,08 dólares. Los combustibles siguen bajando de precio.

Los países miembros de la Opep siguen sin ponerse de acuerdo con los productores independientes, especialmente con Rusia. Encastillados en su negativa a recortar la producción si no lo hacen los rusos, los productores alineados en la Opep contemplan impasibles el hundimiento de los precios.

Saben que pueden aguantar. Sus costes de extracción son más bajos que los de los extractores independientes, con lo que soportan mejor la bajada de precios. El pulso se alarga y los precios caen sin parar.

Ayer, las bolsas vivieron otra jornada de nervios. En Londres, el precio del Brent se vino abajo con estrépito y llegó a costar 16 dólares por barril. Después, con más calma, se recuperó y volvió a los 18 dólares. En Nueva York, la jornada fue también agitada y la cotización se detuvo en 18,4 dólares.

Por su parte, el precio medio de la Opep, la llamada "cesta de precios", ha caído hasta los 16,08 dólares por barril. Este precio, uno de los más bajos de los últimos tres años, amenaza con derrumbarse del todo. Los productores creen con pesimismo que el precio medio de su petróleo podría caer hasta los 10 dólares. De todos modos, todavía no parecen especialmente preocupados.

Mientras tanto, las economías occidentales saludan el descenso de precios. Ayer, Cepsa bajaba otras tres pesetas sus tarifas.

Los mejores vídeos