El petróleo, a su precio más bajo en tres meses

Por fin, buenas noticias para los automovilistas. El precio del barril de crudo de la OPEP ha caído en más de un 13 por ciento en las últimas cinco semanas, lo que ha arrastrado su cotización en las principales bolsas mundiales. El aumento de las reservas norteamericanas y la menor demanda china han permitido la recuperación.

El petróleo baja tras confirmarse el fin de las sanciones a Irak
El petróleo baja tras confirmarse el fin de las sanciones a Irak

Al mismo tiempo, el mercado ha conocido también los datos de ralentización del crecimiento de la demanda china, el segundo país que más crudo consume. En concreto, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que el incremento de su demanda ha sido del 4,5 por ciento durante este primer trimestre del año, en comparación con el 19,3 por ciento registrado en el mismo período de 2004.Algunos analistas, no obstante, advierten de que este respiro en los precios puede ser de corta duración, ya que los gestores de fondos de inversión, cuyas adquisiciones alimentaron la fuerte subida del crudo en el último año, consideran un precio inferior a 50 dólares como una buen oportunidad de compra.Mientras el barril de crudo cotiza a la baja, el presidente de Estados Unidos, George W.Bush, ha pedido más ahorro de energía y destaca que su país necesita una “estrategia amplia para reducir su dependencia de petróleo extranjero". En su mensaje radiofónico semanal, el presidente norteamericano ha alentado a la creación de “tecnología más eficiente para aprovechar al máximo los recursos existentes". En España, por otra parte, la patronal del transporte por carretera, Fenadismer, ha amenazado con convocar un paro nacional en el sector si antes del 9 de junio no obtienen “una respuesta satisfactoria" por parte del Gobierno y las empresas cargadoras ante el incremento incontrolado del precio del gasóleo.En un comunicado, Fenadismer denuncia la “falta de cumplimiento" en la que, a su juicio, han incurrido las empresas cargadoras a la hora de repercutir la carestía del combustible en los precios del transporte.La cotización del barril de petróleo se ha tomado un respiro tras varios meses de fuertes alzas. El pasado viernes, el crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (la OPEP) cerró la sesión semanal a un precio de 45,87 dólares, marcando un descenso de 1,52 dólares desde el pasado miércoles. En total, un 13,3 por ciento menos que el máximo alcanzado el pasado día 4 de abril.Inmediatamente, y de forma paralela, la caída del petróleo de la OPEP ha repercutido en los precios del crudo Brent, de referencia para Europa, y del Intermedio de Texas, referente en Estados Unidos. Así, el cierre del mercado londinense ha mostrado un barril de Brent a 48,54 dólares, mientras que la sesión de Nueva York dejó el crudo a 47,9 dólares, su nivel más bajo en los últimos tres meses.Para los analistas del sector, el descenso viene marcado por el aumento de las reservas de Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo. Las existencias de esta materia prima han aumentado en 2,7 millones de barriles, casi el doble de lo que preveían los expertos. Los 329 millones de barriles acumulados suponen su nivel más alto desde marzo de 2002.