El petróleo, a 50 dólares por barril

Ya está. La barrera psicológica de los 50 dólares por barril de petróleo ha caído pulverizada. Ahora se abre un escenario dantesco para las economías occidentales, maltrechas ya por varios meses de carestía energética. Los productores son incapaces de domar los precios.

Ayer fue un día que no se podía imaginar. Por primera vez en la historia, el barril de petróleo de Texas, la referencia para Estados Unidos, superó el precio increíble de 50 dólares por unidad. La bolsa de Nueva York cerró con el bidón a 40,90 después de cotizar durante el día a 50,47 dólares.

En Londres, por su parte, el barril de Brent llegó hasta los 46,72 dólares y, después, cerró a 46,45 dólares.
Lo peor es que las previsiones son muy oscuras: hay analistas que ya fijan la próxima barrera en 60 dólares para las semanas venideras…

Los países productores de petróleo agrupados en la Opep se cansan de enviar mensajes tranquilizadores. Ayer, Arabia Saudí anunció que aumentará su producción hasta los 11 millones de barriles diarios, una cifra impensable hace unos meses. Pero ni siquiera esa noticia pudo contener un mercado que es presa de los nervios y de los movimientos especulativos. Las últimas noticias que han llegado desde Nigeria, donde grupos armados rebeldes amenazan las instalaciones petrolíferas de las grandes compañías, han venido a añadir más tensión a una situación que se hace insostenible. Además, Yukos, la quebrada petrolera rusa, ha paralizado prácticamente del todo sus envíos a China, en Oriente Próximo aumenta la violencia y, por si fuera poco, se espera que Estados Unidos anuncie una reducción de tres millones de barriles en sus existencias de petróleo.

Así las cosas, hay que prepararse para meses de combustible muy caro. Ayer se confirmaron los precios de las gasolinas en septiembre. Al final, la subida durante el noveno mes del año ha sido de 0,95 céntimos para la gasolina sin plomo de 95 octanos. La de 98 ha aumentado su tarifa en 0,80 céntimos de euro por litro, mientras que el nuevo gasóleo A se encarecido en 2 céntimos y ya cuesta 84,1 céntimos de euro por litro. Estos datos contrastan con los ofrecidos el lunes, ligeramente más bajos. Es decir: en apenas dos días han vuelto a subir los precios.

El panorama es terrible para los consumidores, sobre todo para los profesionales que dependen de los carburantes en su trabajo. Ayer mismo, los agricultores y ganaderos agrupados en COAG volvieron a reclamar al Gobierno “celeridad en la aplicación de medidas para paliar la crisis del gasóleo en el sector agrario".

Los mejores vídeos