El peligro de los equipajes

Un informe del Real Automóvil Club de Cataluña, RACC, alerta sobre los peligros de llevar equipaje cuando se sufre un alcance por detrás. Las maletas o mercancías multiplican el riesgo de sufrir lesiones.

Estos asientos quedan escondidos en el suelo.
Estos asientos quedan escondidos en el suelo.

El RACC ha elaborado un profuso informe en colaboración con el Club Alemán del Automóvil, ADAC, para analizar el impacto de los choques y golpes traseros en los vehículos familiares que cuentan con tercera fila de asientos.

La mecánica de trabajo consistió en utilizar un Renault Grand Scénic, uno de los monovolúmenes más vendidos de Europa. Lo hicieron circular a 60 km/h, que es la velocidad a la que se produce el 90 por ciento de los accidentes de España. Se le sometió a un impacto trasero y se evaluó el daño que sufrían los dummies colocados en la última fila de asientos.

Los investigadores comprobaron que, en todos los accidentes, los pasajeros de la tercera fila tienen muchas más probabilidades de sufrir lesiones cuando, además, el coche lleva equipaje. De hecho, la persona que viajaba justo delante de las maletas chocó con el techo del vehículo, se empotró contra el asiento delantero y, además, sufrió una intrusión del diez por ciento en su espacio vital, provocada ésta por el equipaje. El dummy que iba sentado en una zona sin maletas detrás sólo padeció una intrusión del cinco por ciento. La conclusión extraída de este experimento es que el equipaje proyecta mucha energía del choque hacia los pasajeros, mientras que, si no existen bultos que hagan las veces de conductores del impacto, el golpe es absorbido por la carrocería y el chasis. Los expertos recomiendan que el equipaje vaya sujeto en el maletero lo mejor posible, de forma que se eviten movimientos peligrosos.Según los datos del RACC, en España, un 42 por ciento de las lesiones debidas a accidentes de tráfico se producen en choques traseros. En 2003, un total de 262 personas murieron en este tipo de siniestros.