El peligro blanco

El invierno ya casi está aquí. Con él llegan las intensas lluvias, las fuertes heladas y la nieve copiosa. ¿Sabes conducir sobre hielo? ¿Cómo hay que dosificar el freno? ¿Cómo se ponen unas cadenas? ¿Qué es lo que nunca debe faltar en tu coche? Entérate.

El peligro blanco
El peligro blanco

Disponer de un buen itinerario y tener bien claro qué carreteras nos pueden dar problemas y cuáles no sólo es el principio de nuestra aventura. Es importante preparar el coche para que no nos dé sorpresas desagradables. Tú mismo puedes revisar el vehículo: ten en cuenta los puntos que te ofrecemos a continuación para que no se te olvide ninguno. También puedes encomendar esta tarea a un taller.

 Revisar el nivel de líquidos (aceite, dirección, frenos y, sobre todo, el de anticongelante).

 Llenar el depósito de combustible y procurar mantenerlo en el nivel más alto posible durante todo el viaje: no se trata de andar repostando cada 100 km, pero sí debes asegurarte de que disponemos de combustible suficiente si vamos a afrontar la zonas “comprometidas", meteorológicamente hablando.

 Vigilar que los neumáticos tengan la presión correcta y el dibujo en perfectas condiciones –influye en el agarre-. Recuerda que la medición de presiones hay que hacerla con los neumáticos en frío.

 Revisar también la presión y el estado del neumático de repuesto.

 Observar las escobillas de los limpiaparabrisas. En caso de duda acerca de su correcto estado, es mejor cambiarlas para evitar contratiempos posteriores.

 Atender al estado de la batería. Este elemento es uno de los más delicados en épocas invernales, ya que se le exige más esfuerzo (arrancar a bajas temperaturas, por ejemplo).Una vez que has revisado el vehículo, debes prestar atención a los elementos que te pueden ayudar en determinados momentos. No estamos diciendo que te lleves la casa a cuestas, pero en invierno es recomendable tener a mano…… unas cadenas para la nieve.

… un teléfono móvil con un cargador adaptado al coche.

… una manta, unos guantes y un chaleco reflectante –la ley obligará a llevarlos en breve-.

… un frasco de alcohol, una rasqueta (si no tienes, una tarjeta de crédito puede servirte) y un mechero.

… una linterna y pilas –o/y cargadores para éstas-.

barritas energéticas, frutos secos y botellas de agua. En un apuro, te reportarán sustento suficiente hasta que llegue la asistencia.

cables para recargar una batería de coche a coche.