El Paseo de Maragall se convertirá en un bulevar

Las obras del Paseo de Maragall (Barcelona) comenzarán, posiblemente, el próximo mes. Las transformaciones, a cargo del área de Urbanismo, tienen un presupuesto de 2.000 millones de pesetas.

Las modificaciones se prolongarán durante 18 meses y convertirán este paseo en uno de los mayores bulevares de Barcelona, con 3,5 km de longitud.
Los grandes beneficiados serán los peatones, ya que contarán con aceras de 9,5 metros de ancho en algunos tramos, aunque esta ampliación significará la eliminación de los carriles de aparcamiento.
La remodelación afectará a cuatro distritos: Horta-Guinardó, Sant Andreu, Nou Barris y Sant Martí. Cada uno de ellos sufrirá las obras en distinto grado, ya que el gran volumen de tráfico que soporta la vía hace imposible ampliar todas las aceras por igual.
El espacio peatonal se ganará a costa de plazas de aparcamiento, que serán eliminadas a ambos lados de la calle, aunque se compensarán con dos parkings subterráneos que se construirán en la confluencia de las calles Tajo y Lisboa (de unas 200 plazas) y en la plaza de Maragall (alrededor de 300).
Los cuatro carriles de circulación se mantendrán entre la avenida de Borbó y la plaza de Maragall, si bien desaparecerá el carril bus, con lo que las aceras doblarán en algunos puntos su ancho actual.
Pero los cambios no se limitarán al paseo: muchas de las calles de su entorno se verán afectadas por los cambios, ya que las zonas de carga y descarga estarán situadas en la mayoría de las vías perpendiculares al paseo.

Los mejores vídeos