El parón paneuropeo de GM

Huelga masiva seguida por distintas plantas europeas, varias fábricas sin repuestos, pedidos que no salen... Ayer no fue un buen día para General Motors. Sin embargo, parece que regresa la calma: en Bochum –motor de las protestas-, han decidido volver al trabajo.

El parón paneuropeo de GM
El parón paneuropeo de GM

Los llaman los “bárbaros españoles", porque se lanzaron a una huelga atrevida –como sólo se recordaba en nuestro país-. Sin embargo, se trata de empleados alemanes, más en concreto de la fábrica de Bochum, una factoría que ha traído de cabeza a GM desde hace seis días. Ayer, la ciudad de Bochum vivió una multitudinaria huelga: 10.000 personas, según los sindicatos, se manifestaron por la ciudad. No estuvieron solos; trabajadores de otras fábricas de Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Hungría, Polonia, Portugal, Suecia y Reino Unido se unieron a la protesta. Los sindicatos hablan de más de 50.000 trabajadores manifestándose. Sin embargo, esta misma mañana los trabajadores de Bochum han decidido volver a las cadenas de montaje. La noticia tiene un importante efecto dominó para otras fábricas: su huelga había impedido el suministro de piezas a las plantas de Amberes y de Rüsselsheim, que han paralizado momentáneamente la producción del Astra y del Vectra. GM quiere sanear sus filiales europeas: Opel, Saab y Vauxhall. Los recortes serán duros: 12.000 despidos ya están sobre la mesa. Sin embargo, la oposición también será gigantesca. La huelga de ayer ya ha servido de anticipo; los trabajadores quieren garantías de que no se cerrará ninguna fábrica y que no habrá despidos forzosos.Además, no sólo protestan los trabajadores. El mismo primer ministro sueco, Goran Persson, ha pedido garantías para la fábrica sueca de Trollhaettan. ¿Habrá canibalismo entre fábricas para asegurarse la existencia? Persson, asegura que no, pero –de todas maneras- en Suecia están dispuestos a plantar cara: “No podemos entrar en una especie de subasta con Alemania, sería una completa locura, pero sí tener un diálogo sensato con la empresa. Además, la Unión Europea no permite que los Estados puedan intervenir y manipular la competencia", ha asegurado. España está tranquila. La fábrica de Figueruelas es una de las más productivas de toda Europa. Además, Opel espera cerrar este año con un crecimiento del 4,8 por ciento en nuestro país. Sin embargo, ya hay anunciados 600 despidos para la planta aragonesa.

Los mejores vídeos