El País Vasco aplicará el impuesto de carburantes para financiar su sanidad

En algunas comunidades autónomas españolas ya está vigente el impuesto sobre los carburantes destinado a sanidad; ahora el País Vasco se une.

El pasado 1 de enero entró en vigor en algunas comunidades autónomas españolas el llamado Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos. Este gravamen, que ha supuesto un aumento del precio del litro de combustible unos dos céntimos de euro (cerca de 4 pesetas), está destinado a la financiación de la Sanidad en los territorios que dispongan de esta competencia atribuida.

Pues bien, ahora son las tres provincias del País Vasco, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, las que han aprobado la implantación en el territorio. Después de varias discusiones entre los diferentes partidos que gobiernan en cada una de las provincias, se ha llegado a un acuerdo en toda la comunidad.

El dinero que se recaude con este gravamen se destinará a partidas sanitarias o a partidas medioambientales de esta comunidad.