El nuevo viaducto de Esparraguera estará listo en octubre

Fomento destinará 1.064 millones de pesetas a la construcción de un nuevo puente sobre el Magarola y a la reforma de los 150 metros de la N-II destruidos por la riera del Mal.

La tromba de agua en Cataluña arrastra un puente en la N-II
La tromba de agua en Cataluña arrastra un puente en la N-II

El Consejo de Ministros del próximo viernes aprobará por vía de urgencia la reconstrucción del puente de Esparraguera (Barcelona) y de los 150 metros de N-II dañados en la tromba de agua del 10 de junio. El puente debe ser demolido completamente, debido a que la estructura que permanece en pie se ha visto tocada y no es aprovechable.
En su lugar va un nuevo viaducto, que contará con una separación entre pilares de 46 metros, con lo cual la luz del puente es 13 metros mayor que la del viaducto caído. A su vez también se ampliarán los dos actuales tubos de desagüe en la riera del Mal. Estos tubos, de cinco diámetros cada uno, quedaron colapsados en la pasada riada formando un embalse que destruyó parte de la N-II.
En lugar de los tubos se va a colocar un gran cajón de desagüe cuadrangular de seis metros de altura y catorce de ancho. Por el momento, ya se han ofrecido seis constructoras para ejecutar estas obras, presupuestadas en 1.064 millones de pesetas.