El nuevo plan sobre drogas incluye formación en autoescuelas y a profesores

El Plan de Acción Nacional sobre Drogas 2013-2016 incluirá la formación en las autoescuelas sobre los riesgos del consumo de estupefacientes y a los profesores para que detecten situaciones que podrían desencadenar en consumos por parte de los escolares.

Son algunas de las propuestas del nuevo plan, que ha explicado el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, en el Parlamento y que está previsto que se apruebe en las primeras semanas del próximo mes de enero.

El plan incluye una propuesta a la Dirección General de Tráfico (DGT) para que introduzca en el temario para obtener el permiso de conducir información sobre los 'efectos de las drogas al volante', a través de un programa de seguridad vial.

En este sentido, ha recordado que se ha documentado una relación muy directa entre conducción bajo los efectos de las drogas y accidentes, como muestra el dato de que en la mitad de las autopsias que se hacen cuando hay accidentes mortales hay un alto porcentaje de consumo de drogas.

En el ámbito escolar, el delegado del Plan sobre Drogas ha asegurado que está previsto que en el segundo semestre de 2013 se pongan en marcha cursos de formación 'online' para profesores, para lo que se ha firmado un convenio con la Universidad Complutense de Madrid.

El objetivo sería no tanto detectar el consumo en las aulas sino las conductas de riesgo que puedan derivar en futuros consumos, ha concretado Babín.

El delegado ha apostado por un único marco normativo estatal que permita establecer unas pautas de prevención para los jóvenes, ya que ha recordado que existen 183 normas que hablan sobre la prevención en España.

El responsable del Gobierno sobre drogas ha detallado, en la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas, las 32 acciones que incluye el plan nacional para los próximos tres años y ha invitado a los grupos parlamentarios a realizar aportaciones antes de su aprobación definitiva.

Prevé una atención especializada para los menores y las mujeres, junto a un conjunto de actuaciones encaminadas a aumentar la percepción del riesgo de estos consumos, como un proyecto de prevención familiar destinado a aumentar las capacidades de resistencia a la oferta de drogas y otro en el ámbito sanitario.

También, plantea mejorar la normativa sobre alcohol y menores para intentar retrasar la edad de inicio de consumo y un plan de prevención en el ocio nocturno.

Aborda la asistencia en los centros penitenciarios e incluye un estudio sobre medidas alternativas a la prisión.

Con el objetivo de reducir la oferta de drogas, se establece una revisión del plan de prevención del tráfico minorista de drogas en zonas escolares y de ocio, y acciones de vigilancia policial en vía publica.

En el plan se abordará la elaboración de un mapa de investigación sobre drogas de España, Europa y América Latina.

En el turno de intervenciones de los grupos, la portavoz del PSOE, María Isabel Flores, ha lamentado el 'poco presupuesto' para desarrollar el plan, aunque ha mostrado su intención de mantener el consenso en la lucha contra las drogas.

Desde el PP, José Luis Rivera también ha destacado la importancia del consenso, ya que ha recordado que España se encuentra entre los primeros puestos de consumo y también lidera el inicio del consumo de esas sustancias.