El Nikkei termina la semana al alza animado por Wall Street

La Bolsa de Tokio subió hoy impulsada por el avance de Wall Street y en medio del optimismo por la posibilidad de que las empresas japonesas se recuperen antes de lo esperado tras el terremoto y tsunami del 11 de marzo.

El selectivo Nikkei ganó 47,29 puntos, un 0,50 por ciento, hasta 9.514,44 enteros, mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, subió 4,43 unidades, el 0,54 por ciento, hasta 817,38 enteros.

Prácticamente todos los sectores de parqué tokiota ganaron terreno, liderados por el minero, el pesquero y forestal y el de los hidrocarburos.

Entre los pocos que terminaron con pérdidas estuvieron los sectores del caucho, farmacéutico y maquinaria eléctrica.

El mercado nipón terminó en positivo por cuarta sesión consecutiva, después de que se redujera la inquietud por la evolución de la economía de EEUU a la luz de sus indicadores comerciales, que mostraron un nivel récord de exportaciones en abril.

El sector automovilístico se movió al alza a la espera de que Toyota Motor difundiera sus previsiones para este año fiscal, lo que hizo poco después del cierre del mercado.

La multinacional japonesa del motor pronosticó una reducción de más del 30 por ciento en su beneficio neto para este año, que estimó en cerca de 2.400 millones de euros, aunque señaló que espera que su producción se normalice para noviembre.

'Los inversores mantuvieron las expectativas de que las previsiones de Toyota dejaran entrever una recuperación más rápida de lo esperada de las cadenas de suministro', explicó Tsuyoshi Segawa, analista de Mizuho Securities, a la agencia local Kyodo.

Las acciones de Toyota Motor cerraron con una subida del 0,9 por ciento hasta 3.300 yenes, al tiempo que Honda Motor registró un avance similar y cerró en 2.985 yenes.

Entre el resto de los exportadores destacó el incremento de Olympus, que se apuntó un 2,8 por ciento hasta 2.614 yenes.

Entre los pocos que terminaron en números rojos estuvo el grupo tecnológico Hitachi, que se depreció un 1,1 por ciento, hasta 46 yenes, tras indicar la víspera que espera que su beneficio neto se contraiga un 16 por ciento este año fiscal frente al anterior.

En la primera sección ganaron terreno 1.002 valores, bajaron 490 y 164 concluyeron sin variación.

El volumen de negociación fue de 2.416,80 millones de acciones, frente a los 1.859,74 millones de la víspera.