El Nikkei cierra por debajo de los 9.000 puntos ante temor a recesión global

La Bolsa de Tokio cayó hoy por debajo de los 9.000 puntos, su mínimo desde marzo, ante el temor a una nueva recesión mundial, aunque logró recortar las fuertes pérdidas de la mañana al optar los inversores por esperar a la reunión de la Reserva Federal estadounidense.

El Nikkei cerró con un descenso de 153,08 puntos, el 1,68 por ciento, y quedó en 8.944.48 puntos, mientras el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, bajó 12,47 puntos, el 1,59 por ciento, hasta 770,39 enteros.

De los 33 sectores del parqué tokiota retrocedieron 32, con el sector minero liderando las pérdidas, seguido por el del transporte marítimo y el de los hidrocarburos, mientras que el de electricidad y gas fue el único que avanzó.

El Nikkei llegó a acumular temporalmente una pérdida de más del 4 por ciento, tras haberse dejado casi un 6 por ciento en las dos sesiones precedentes, debido al deterioro de los ánimos que provocó la fuerte caída del Dow Jones en la sesión del lunes, la primera tras la rebaja de la calificación crediticia de Estados Unidos.

'Tiene que ver con los problemas fiscales en EEUU y con cómo se afrontarán. El país no puede contrarrestarlos porque los tipos ya están bajos, y si introduce medidas para flexibilizar más su política monetaria, aumentaría el déficit nacional', dijo Fumiyuki Nakanishi, analista de SMBC Friend Securities, a la agencia Kyodo.

A esto se sumó la publicación de la inflación en China, que registró su peor dato en más de tres años, y despertó el temor a una ralentización del crecimiento de la segunda economía mundial.

Sin embargo, las pérdidas se vieron recortadas por la tarde al desviarse la atención hacia el desenlace que pueda tener la reunión de hoy del Comité Federal de Mercado Abierto de EEUU, órgano que decide las políticas de la Reserva Federal.

El dólar volvió a caer a la banda baja de los 77 yenes pese a la reciente intervención de Japón en el mercado de divisas para frenar la apreciación de la moneda local, que erosiona los beneficios de los exportadores nipones.

Por ello, Honda Motor cedió un 2,8 por ciento hasta los 2.722 yenes, mientras que Toyota Motor perdió un 1,9 por ciento, hasta los 2,937 yenes.

Tokyo Electric Power (TEPCO), operadora de la maltrecha central nuclear de Fukushima, terminó sin cambios en 389 yenes, antes de anunciar una pérdida neta entre abril y junio de unos 571.700 millones de yenes por los costes asociados a la crisis en la planta.

En la primera sección terminaron a la baja 1.206 valores, otros 362 ganaron terreno y 101 cerraron en tablas.

En total, cambiaron de manos 3.319,23 millones de acciones, muy por encima de los 2.041,58 millones de la víspera.