El Nikkei cierra en tablas por segunda sesión consecutiva

La Bolsa de Tokio cerró casi sin variación por segunda sesión consecutiva debido a las compras de activos percibidos como infravalorados y ante los prologados temores a una ralentización de la economía estadounidense.

El índice Nikkei ganó al cierre 17,69 puntos, o el 0,19 por ciento, hasta situarse en 9.467,15 puntos, mientras que el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, cayó 1,50 puntos, el 0,18 por ciento, hasta 812,95 enteros.

El sector de maquinaria de precisión lideró las ganancias, seguido por el del caucho y el pesquero y forestal, mientras que los que más retrocedieron fueron el sector mixto, que incluye al gigante de los videojuegos Nintendo, el de hidrocarburos y el de las casas de valores.

Tras moverse en terreno negativo, el Nikkei subió ligeramente al adquirir los inversores títulos que cayeron a niveles de compra atractivos, en muchos casos hasta su valor contable o por debajo de éste.

Pero el avance quedó contenido porque el Dow Jones registró ayer su sexta jornada consecutiva en negativo tras la publicación de datos que muestran un crecimiento desigual en Estados Unidos, y por la persistente fortaleza del yen.

El dólar, que cayó momentáneamente por debajo de los 80 yenes el miércoles, recortó las pérdidas durante el día y al cierre de la negociación se intercambiaba a 80,09 yenes, mientras que el euro lo hacía a 117,08 yenes.

'Al rebotar el dólar por encima de la línea de los 80 yenes, los activos lograron mantener algo de terreno, aunque los exportadores siguen debilitados en gran medida ya que el yen se encuentra todavía en un nivel que llama a la prudencia', explicó Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities, a la agencia local Kyodo.

Entre los exportadores, Toyota cayó un 0,6 por ciento, hasta los 3.270 yenes, mientras que Sony también retrocedió un 0,6 por ciento, hasta los 3.775 yenes.

Tokyo Electric Power (TEPCO) cerró con una caída del 4 por ciento, hasta los 192 yenes, tras llegar a desplomarse durante la sesión un 20 por ciento y marcar un mínimo histórico de 148 yenes, en medio de la preocupación por el futuro de la operadora de la planta de Fukushima Daiichi.

Nintendo cedió un 4,7 por ciento, hasta los 16.170 yenes, después de que una correduría extranjera recortará su valoración.

En la primera sección 805 valores retrocedieron, 647 avanzaron y 177 cerraron en tablas.

El volumen de negociación se incrementó hasta los 1.859,74 millones de acciones, por encima de los 1.663,75 de la víspera.