El Nacional de Rallies llega a su ecuador

El Campeonato de España de Rallies de Asfalto alcanza la mitad de su temporada este fin de semana, con la disputa de la cita de Ourense. La prueba, marcada por las temperaturas extremas que suelen registrarse en los tramos, cuenta con varias novedades.

La zona de asistencia del Rally de Ourense, situada en los últimos años en el Parque Tecnológico de Galicia, se trasladará a las instalaciones del recinto ferial Expourense. Se trata de la primera novedad con la que contará la cita, que también cambia dos de sus tramos: “Cartelle-Toén" y “Albín-Cartelle" se realizarán en sentido contrario. El primero, además, verá incrementado su recorrido, pasando de 18,10 a 23,69 kilómetros y convirtiéndose en el más largo del rally.Su longitud supera incluso a la del famoso “Cañón do Sil", especial cronometrada mítica en la prueba gallega. La mayoría de los pilotos están deseando enfrentarse a este tramo, decisivo en muchas ocasiones.Aquellos que logren finalizar los 533,83 kilómetros con los que cuenta el rally (189 de ellos serán cronometrados) llegarán, a las 22:30 horas, a la plaza Obispo Cesáreo. Los gaiteros acompañarán al vencedor hasta el podio en la tradicional ceremonia de entrega de trofeos, una de las más espectaculares del Nacional de Asfalto.Los nombres que más suenan en los pronósticos para la victoria son los de los principales pilotos de Peugeot, Enrique García-Ojeda y Joan Vinyes, que ya han protagonizado intensos duelos esta temporada. Vinyes, que se hizo con el triunfo en la prueba anterior (Rías Bajas), intentará sacarse la espina del abandono sufrido el año pasado, cuando no llegó a tomar la salida del rally.Los hermanos Vallejo (Fiat Punto S1600) también están en esta particular quiniela, ya que los gallegos afrontan con la moral muy alta la segunda cita de su tierra. En la lucha por los puestos de honor estarán, además, los Renault Clio de Alberto Hevia y José Piñón, los Citroën C2 de Miguel Fuster (actual campeón de España y vencedor “in extremis" en Orense el año pasado) y Daniel Sordo y varios de los Mitsubishi del Grupo N.Esta categoría contará de nuevo con la presencia de su vigente campeón, Santi Concepción. El canario, que aún no tiene a punto su C2, ha obtenido el permiso de Citroën para competir con otra marca y disputará la prueba gallega (segunda para él en esta temporada) con un Evo VII preparado por AR Vidal. Posiblemente, el Súper 1600 de Concepción estará listo en el Rally de Avilés, próxima cita del calendario. “Me consta que en Citroën están haciendo lo imposible para cumplir lo acordado", ha señalado.Junto a él estarán los Mitsubishi del también canario Víctor Delgado, de Pedro Burgo y de los integrantes del equipo Mitsubishi-RACC Júnior. Roberto Méndez y Manuel Rueda continúan con su programa de formación y, prácticamente, no han tenido descanso desde la carrera en Rías Bajas, ya que la semana pasada disputaron el Rally de Tierra de Alcañiz, donde Rueda obtuvo el quinto puesto. El Rally de Ourense también será puntuable para el Desafío Peugeot, liderado por Amador Vidal. El piloto gallego luchará de nuevo por la primera plaza, aunque tendrá duros competidores, como David Colldecarrera, Marc Gutiérrez, Óscar Garre, Raúl Montejano o Luis Vilariño.La 37ª edición del Rally de Ourense será una de las más emotivas de su historia, ya que se rendirá homenaje a Antonio Colemán, presidente de la Escudería Ourense y del comité organizador de la prueba. Colemán, que recogió el testigo del creador de la cita gallega, Estalisnao Reverter, falleció en diciembre.