El ministro de Fomento afirma que afrontar los temporales es tarea de todos

Seis accidentes graves tuvieron lugar ayer en la N-II, en Soria y Lérida, debido a la niebla y a las placas de hielo que se formaron sobre la calzada de la autovía. Dos personas fallecieron y 5 resultaron heridas en los siniestros, en los que se vieron implicados más de 50 vehículos, 17 de ellos camiones. Mientras, desde Fomento se reparten responsabilidades.

El ministro de Fomento afirma que afrontar los temporales es tarea de todos
El ministro de Fomento afirma que afrontar los temporales es tarea de todos

El primero de los accidentes tuvo lugar en el km 176 (provincia de Soria), cuando un camión se salió de la carretera. Pocos minutos más tarde, un turismo se salió de la calzada en el punto kilométrico 180 de la misma carretera y su conductor falleció en el acto.

El siniestro más grave ocurrió poco después en el mismo lugar, donde ocho vehículos que circulaban hacia Madrid se vieron envueltos en una colisión múltiple. Uno de los automovilistas perdió la vida y otros dos sufrieron heridas graves.

También por la mañana, en Lérida, se produjeron otros tres accidentes en los que no hubo víctimas mortales. Todos los siniestros tuvieron lugar debido a la combinación de placas de hielo en la calzada de la autovía y densos bancos de niebla, que originaron tres choques en cadena.

En el primero de estos accidentes (que ocurrió en el km 494 de la N-II, un lugar donde se acumula la niebla debido a una ligera depresión del terreno) se vieron implicados 14 camiones y 21 turismos; en el segundo, dos camiones y cuatro turismos, mientras que en el tercero fueron 4 los coches que chocaron. Los incidentes, que se produjeron entre las 9:20 y las 10:00 h, obligaron a cortar el tráfico de la autovía en ambas direcciones, lo que provocó fuertes retenciones a lo largo de todo el día.

Las más de 20 dotaciones de bomberos y de Mossos d'Esquadra desplazadas hasta el lugar del siniestro tardaron ocho horas en retirar los vehículos accidentados. La carretera volvió a abrirse al tráfico a las 17:00 h.

Con el fin de paliar los atascos, la dirección de ACESA (concesionaria del peaje de la A-2) tomó la decisión de levantar las barreras en los puestos de pago, por lo que esta autopista fue gratuita desde las 12:30 h y hasta las tres de la tarde entre Montblanc y Lérida.

Un portavoz de los Mossos d'Esquadra reconoció ayer que la visibilidad en el momento del accidente era "técnicamente nula", es decir, no superior a 20 metros.

Álvarez Cascos afirma que "afrontar los temporales" es tarea de todos
El ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, manifestó ayer que afrontar temporales como el que ha afectado a nuestro país durante la última semana "es una tarea conjunta de las administraciones y de los ciudadanos, porque cada uno debe asumir sus responsabilidades".

Asimismo, Álvarez Cascos destacó que las autoridades estatales y autonómicas que regulan el tráfico deberían ser más "radicales" en la exigencia de cadenas durante los temporales de nieve y hielo. "En circunstancias así no hay solución mágica. El que quiera usar la carretera o se pone cadenas o lo único que hace es arriesgarse a un patinazo, que es lo que ocurre y empiezan a cruzarse los coches, detrás un camión y, al final, con la carretera bloqueada, no hay máquina quitanieves que pueda funcionar", añadió.