El Ministerio del Interior inicia una campaña de vigilancia y control de las carreteras secundarias

El Ministerio del Interior pone en marcha una campaña de vigilancia y control de las carreteras secundarias que comienza este lunes y concluye el domingo, 23 de octubre.

Uno de los objetivos prioritarios en la nueva Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es mejorar la seguridad vial en las carreteras convencionales, en dos líneas fundamentales, mejorar la seguridad de las carreteras convencionales a través de su diseño, especialmente para evitar salidas de la vía y colisiones frontales y por otro conseguir comportamientos más seguros en las carreteras convencionales.

En este marco se ha diseñado la campaña, con un amplio control del tipo de infracciones, puesto que además de la velocidad, se controlará por los agentes de la ATGC, los adelantamientos indebidos, la ingesta de alcohol o drogas, uso del casco y sistemas de retención, utilización del teléfono móvil durante la conducción, así como de auriculares, manipulación de navegadores o de cualquier otro elemento que pueda producir distracción, documentación del vehículo y del conductor y, en general, cualquier infracción de la normativa vigente en materia de circulación y seguridad vial.

La importancia de esta campaña se representa a través de las cifras, referidas a 2010, que se producen en las carreteras convencionales ya que, por ejemplo, el 71 por ciento de los fallecidos se produjeron por salida de vía o colisión frontal, frontolateral o lateral o el 58 por ciento de los conductores implicados en accidentes habían cometido alguna infracción, con tres factores por encima de los demás; el exceso de velocidad, el alcohol y las distracciones. LA DISTRACCIÓN, FACTOR CONCURRENTE

Así, además, la distracción aparece como factor concurrente en un 45 por ciento de los accidentes en carretera y la velocidad inadecuada con un 27 por ciento en los accidentes mortales. Mientras que menos de un 5 por ciento de usuarios de automóvil no utilizan el cinturón de seguridad, el 23 por ciento de los fallecidos no lo utilizaban; igualmente para el uso del casco en motocicletas, estas cifras son del 1 por ciento y del 6 por ciento respectivamente, y del 4 y el 24 por ciento en ciclomotores.

Finalmente, los atropellos a peatones también son un problema grave en carretera. En el año 2010, del total de 471 peatones muertos en accidente de tráfico, 193 lo fueron en carretera.