El Mini, valor seguro de BMW

BMW continúa imparble y, en mayo, ha aumentado sus ventas en un 16,4 por ciento. Reino Unido parece convertirse en el nuevo feudo de este grupo, pero los mercados asiáticos empiezan a pujar con fuerza. El Mini es el principal artífice de esta nueva temporada y la firma ya se ha planteado aumentar la producción que tenía prevista.

El Mini, valor seguro de BMW
El Mini, valor seguro de BMW

El nuevo Mini acaba de cumplir un año en el mercado, pero su buena acogida ha sorprendido incluso a sus creadores. En este tiempo, han conseguido vender en todo el mundo más de 75.000 unidades, por lo que estudian aumentar su producción. Sólo en los cinco primeros meses de este año, ya han entregado 50.000 unidades.

Según Michael Ganal, miembro del Consejo de Administración de BMW, estas cifras confirman su "convencimiento de que las características de coche pequeño y de lujo, no son excluyentes entre sí".

Gracias al tirón del Mini, el grupo BMW ha aumentado sus ventas hasta finales de mayo en un 18,7 por ciento, hasta alcanzar las 449.286 unidades. Por mercados, Reino Unido vuelve a ser el feudo de la marca. Hasta finales de mayo, se han distribuido en este país 278.508 modelos de BMW, un 18,4 por ciento más que en el mismo período del año anterior. Detrás queda Francia (con un crecimiento del 29,2 por ciento y 18.475 unidades), Italia (un 25,6 por ciento y 26.924 unidades) y España (un 25,0 por ciento y 15.063 unidades).

Fuera de Europa occidental, otros mercados también evolucionan positivamente. En EE.UU., las ventas se han disparado en mayo un 16,8 por ciento. Destaca sobre todo la buena acogida de los vehículos BMW en el emergente mercado asiático: China ha aumentado su comercialización en un 40,3 por ciento en cinco meses, Taiwán un 22,2 por ciento, Filipinas un 149,7 por ciento y Corea del Sur un 60,3.