El límite de velocidad divide a los países de la UE

A partir del próximo año, en Italia se podrá conducir a 150 kilómetros por hora; mientras, Bélgica estudia que el "gran exceso de velocidad" sea considerado delito. Europa no se pone de acuerdo en cuál debe ser el límite y el Ejecutivo comunitario ha decidido paralizar una normativa común para todo el Viejo Continente.

Bruselas se encuentra entre la espada y la pared; por un lado, tiene sobre la mesa un informe que demuestra que al año mueren más de 40.000 personas en las carreteras europeas, pero, por otro, se encuentra con la oposición férrea de dos de sus socios más influyentes a que los límites de velocidad se reduzcan.

A partir del próximo 1 de enero, Italia permitirá que los conductores circulen por algunas de sus vías (las autopistas de tres o más carriles) a 150 kilómetros por hora, un límite mucho más alto que el del resto de la Unión. Alemania va más allá: no tiene ningún límite fijado en autopista y sólo recomienda ir a un máximo de 130 kilómetros por hora.

La comisaria de Transportes, Loyola de Palacio, ha afirmado que el nuevo código italiano "es la prueba de que no quieren norma europea", por lo que la intención de armonizar la velocidad dentro de la Unión ha quedado en agua de borrajas.

No todos los países son igual de permisivos. La mayoría de los estados fija la velocidad máxima en autopista en 120 kilómetros por hora; Francia y Austria lo sitúan en 130 y Bélgica estudia que superar en más del 50 por ciento el límite permitido sea considerado un delito.

Multas sin fronteras
La UE también quiere llegar a un consenso en el tema de las multas. El Ejecutivo comunitario intenta que se armonicen las sanciones para un mismo tipo de infracciones y, lo que es más importante, que estas faltas puedan ser perseguidas más allá de las fronteras nacionales.

Bélgica y Holanda ya comparten una legislación común en este tema. Así, si un conductor belga comete una infracción en Holanda, recibirá la multa en su país y podrá abonar el importe en una cuenta bancaria abierta por el Ministerio de Justicia holandés en su propio estado.

Los mejores vídeos