El Kia Carnival falla en unas pruebas de choque a baja velocidad

El Kia Carnival (conocido en los Estados Unidos como Sedona) ha obtenido unos desastrosos resultados en unas pruebas de choque realizadas por el Instituto Asegurador para la Seguridad en Carretera norteamericano. Los gastos ocasionados por estos choques fueron excesivamente elevados.

Hace un mes nos hacíamos eco de que el monovolumen coreano había obtenido una de las puntuaciones más altas en seguridad en las pruebas de choque realizadas por la Agencia Federal para la Seguridad en el Transporte en Carretera estadounidense.

Sin embargo, en esta ocasión, los tests de choque realizados por el Instituto Asegurador para la Seguridad en Carretera, que es sustentado por las aseguradoras más importantes de los Estados Unidos para verificar los costes que pueden suponer las colisiones en los diferentes modelos, no han sido tan positivos.

El Kia Sedona, tras ser sometido a cuatro pruebas de choque a baja velocidad, mostró unos desperfectos valorados en unos 9.747 dólares (11.046,3 euros, 1.837.950 pesetas). La razón principal de este coste se debe a que en la prueba de choque frontal contra una barrera fija a unos 8 km/h saltaron los airbags y por culpa de ellos se rompió el parabrisas. Esta colisión produjo unos gastos estimados de 4.305 dólares (4.877,85 euros, 811.606 pesetas)

"Es el peor resultado que hemos obtenido con un monovolumen en toda la historia", ha señalado el director del Instituto, Adrian Lund, "la explosión del airbag no debería haber sucedido".

Kia está investigando por qué saltaron los airbags a una velocidad tan baja, ya que estos dispositivos suelen saltar a partir de velocidades que rondan los 20 y 22 km/h. La compañía considera esto como una anomalía puntual, ya que no se han recibido más quejas de este tipo entre sus clientes.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.