El juez suspende las declaraciones de los hermanos Cuesta previstas para el 21 y 27 de noviembre

El titular del juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, encargado de investigar un agujero económico de 25 millones de euros en la gestión de la depuradora de Pinedo, ha suspendido las declaraciones del exgerente de la entidad, Esteban Cuesta, y de su hermano, José Ramón Cuesta, previstas para los próximos 21 y 27 de noviembre.

Así consta en una providencia con fecha 14 de noviembre --facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV)-- contra la que cabe recurso de reforma y subsidiario de apelación.

José Ramón Cuesta estaba citado a declarar el día 21 de noviembre, a las 9.30 horas, en calidad de imputado. Asimismo, Esteban, tenía que hacerlo posteriormente, el día 27, después de que se ampliara su imputación por un supuesto delito de cohecho pasivo, por supuestamente contratar a tres empresas que pagaron a la mercantil de su hermano --imputado por el mismo delito-- por trabajos que no se realizaron.

Según consta en la nueva resolución, el abogado de José Ramón Cuesta presentó un escrito el pasado 13 de noviembre en el que solicitaba la suspensión de ambas declaraciones, algo que ha sido estimado por el juez instructor del 'caso Emarsa'.

Asimismo, el magistrado ordena que se pongan en contacto la Secretaría del juzgado y las defensas de los imputados para señalar un nuevo día para la celebración de las diligencias acordadas --las declaraciones--. El objeto es evitar nuevas suspensiones.

Por otro lado, y en la misma providencia, el juez acuerda unir al procedimiento una información obtenida de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre los titulares de dos vehículos, en cumplimiento de un auto dictado el 17 de enero de 2012. Traslada este documento a las partes para su conocimiento.