El impopular nuevo gravamen de los combustibles

Con el fin de financiar los gastos sanitarios de las Comunidades Autónomas, el Gobierno ha preparado un nuevo impuesto que gravará los combustibles. Las críticas no se han hecho esperar.

La Asociación Española de la Carretera (AEC) es uno de los organismos que se acaba de adherir a los sectores que están en contra del nuevo impuesto sobre los hidrocarburos. Este gravamen ha sido creado para financiar la Sanidad pública y para ayudar a las comunidades autónomas que tengan traspasadas las competencias sobre este sector o que las vayan a asumir pronto.

La AEC considera "injusta" la subida, ya que hace "recaer el peso del impuesto exclusivamente sobre los usuarios de las carreteras", que ya soportan que un "70 por ciento del precio del combustible sea destinado a impuestos".

En contra de este impuesto están también algunas asociaciones de consumidores, grupos políticos, empresarios de estaciones de servicio, petroleras y, claro está, los consumidores, sobre quienes recaen finalmente estos impuestos.