El grupo PSA manda en la automoción española

El diario económico La Gaceta de los Negocios acaba de publicar su clasificación de empresas del sector del automóvil en España. Las dos empresas principales del grupo francés PSA, Peugeot y Citroën, ocupan el primer y el tercer lugar de este hipotético podio. Seat se cuela en la segunda posición después de una espectacular recuperación en los últimos cinco años.

El grupo PSA manda en la automoción española
El grupo PSA manda en la automoción española

El poderío de Peugeot y Citroën en las ventas se ha traducido en un innegable liderazgo de PSA en el sector automovilístico español. Su evolución en el quinquenio 2000-2005 ha sido realmente espectacular. Peugeot mejoró sus resultados en un 659,29 por ciento, mientras que Citroën lo hizo en un 989,44 por ciento. En el caso de Citroën, contribuye notablemente a esta mejoría el buen rendimiento de su factoría viguesa, que ha logrado crecer en un 54 por ciento a lo largo del lustro estudiado, hasta las 166.253 unidades.
Estas sensacionales variaciones al alza en sus resultados han colocado al grupo PSA como líder de la automoción española y sólo Seat, propiedad de Volkswagen, se cuela de rondón en los tres primeros puestos.

La firma de Barcelona también ha logrado mejorar notablemente su situación en el mercado a lo largo de estos últimos cinco años. En 2000 logró unas ganancias de 81 millones de euros, mientras que en 1995 perdía más de 65 millones. Esta remontada ha hecho que Seat se convierta, por ingresos, en la segunda compañía del sector.

Tras esta tríada de los grandes beneficios se sitúan nombres históricos, como Renault, Mercedes Benz, la fábrica de Volkswagen en Navarra, Volkswagen Audi España, BMW Ibérica, Renault Vehículos Industriales y Faurecia, una compañía que fabrica asientos y componentes y que, para cerrar el cupo de las diez primeras, también es propiedad de PSA.

Antolin-Irausa, la primera española
Para encontrar en este escalafón de 80 compañías una de bandera y capital españoles hay que bajar hasta el puesto 17. En esa posición se sitúa el grupo Antolín-Irausa, una empresa especializada en la producción de componentes para automoción que, además, es líder dentro de la categoría de empresas auxiliares.

En números generales, esta clasificación demuestra que la industria del motor mantiene un crecimiento sostenido, con un aumento de producción del 20,8 por ciento entre 1995 y 2000, año en el que se ensamblaron 2.366.359 unidades.
Según explican los autores de este "ranking", una de las razones para esta buena evolución es el aumento de la exportación, que en 2000 se llevaba el 26,5 por ciento de los vehículos fabricados.

Con este buen rendimiento, España se consolida como el tercer país europeo en cuanto a construcción de automóviles y el sexto a escala mundial.