El Gobierno tendrá que colaborar en la creación de una red estatal para ciclistas

Promover el uso de la bici y ofrecer más seguridad a los ciclistas, además de impulsar el turismo rural en las regiones más desfavorecidas son los principales objetivos de la propuesta que ha realizado CiU para que el Gobierno se involucre más en la creación de una red ciclista en todo el territorio nacional.

Los datos de ciclistas atropellados en carretera preocupan cada día más a las diferentes administraciones locales y autónomas, es por ello por lo que las iniciativas para crear más carriles bici aumentan cada año. Sin embargo, estas propuestas no cuentan con el respaldo de la Administración central.

Una reciente proposición no de ley presentada por CiU y aprobada por todo el Congreso viene a solucionar esta situación de falta de apoyo gubernamental. Según el texto del grupo catalán, se insta al Gobierno a que participe en las iniciativas que parten tanto de las administraciones locales como de las autonómicas.

Desde el PP se ha comentado que "el impulsar la creación de una red ciclista básica nacional por parte del Gobierno excede de su ámbito de competencia".

Ante esta idea del Gobierno, CiU presentó una enmienda a su propio texto, añadiendo que el Ejecutivo debe impulsar "desde el diálogo con las entidades de usuarios de la bicicleta y la colaboración con las comunidades autónomas y las corporaciones locales".

El portavoz de Deporte de CiU, Jordi Martí, ha insistido en que la propuesta de su grupo responde a las reivindicaciones que llevan años realizando los ciclistas; hay que tener en cuenta que nuestro país es uno de los territorios europeos con menos kilómetros para la bici.

Otro asunto que se ha dejado claro es que con este impulso a la red ciclista también se podría favorecer la economía de algunas zonas que necesitan de los ingresos que les proporciona el turismo rural.

La futura red estatal deberá realizarse utilizando las infraestructuras que ya existen, además de caminos locales y regionales, con la conveniente señalización y una necesaria campaña de márketing en todo el país.

Para empezar, el Gobierno tendrá que colaborar en la elaboración de un estudio que contempla todas las iniciativas locales y autonómicas en el sentido de poner en marcha esta red ciclista.