El Gobierno quiere sanear las carreteras de Castilla y León

En doce años, Castilla y León renovará completamente sus infraestructuras. El Gobierno de la región ha anunciado que invertirá más de 471.000 millones de pesetas en el período 2001-2013 para que esta comunidad mejore sus carreteras.

Hoy el consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, ha adelantado algunas de las líneas básicas del futuro plan para mejorar las infraestructuras de esta comunidad. En un plazo de doce años esta región recibirá una inyección económica de 471.000 millones de pesetas.

Es un proyecto a largo plazo, pero, dentro de unos pocos años, esta comunidad reformará completamente más de 11.000 kilómetros de sus carreteras y se reforzará el trazado de otros 7.000 kilómetros. También se crearán "puertos secos", unas zonas para la recepción y distribución de mercancías.

Además de la mejora de las infraestructuras, este plan supondrá una rehabilitación del empleo en la región. Este consejero estima que se crearán una media anual de 28.000 empleos durante los próximos diez años, de los cuales 5.000 tendrán carácter fijo o indefinido.

Baches a la nueva ley de carreteras andaluza

La nueva Ley de Carreteras de Andalucía sólo lleva vigente quince días y ya ha recibido duras críticas por parte de la oposición al equipo de Chaves. Según el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, esta normativa es "intervencionista y atenta contra la autonomía de las diputaciones provinciales".

Esta ley establecía varias distinciones en la titularidad de las vías para esclarecer quiénes eran los responsables de su mantenimiento. Según los populares, aunque se ha concretado la propiedad de las mismas, no se ha establecido ningún sistema de fijación para hacer frente a los gastos que originen su conservación y mantenimiento.

Además de solicitar un sistema estable de financiación, Antonio Sanz ha abogado por un plan de choque para mejorar la pavimentación y señalización de la Red Secundaria de Carreteras, un objetivo que precisa más de 44.000 millones de pesetas.