El Gobierno pretende traspasar el impuesto de matriculación a las autonomías

Rodrigo Rato está dispuesto a ceder totalmente el impuesto de matriculación a las autonomías. Con esta decisión, cada comunidad podría fijar su propia tarifa.

El vicepresidente económico del Gobierno tiene sobre su mesa el borrador del nuevo modelo de financiación. Entre los impuestos que el Ejecutivo pretende traspasar a las comunidades autónomas figura el impuesto de matriculación de vehículos. El único que se cedería totalmente.
Según el plan de Rato, los distintos gobiernos autonómicos tendrían capacidad normativa sobre la matriculación y podrían fijar sus propias tarifas. La decisión todavía no está tomada, ya que los técnicos aún no han decidido la repercusión que tendría.
El Gobierno afirma que la regionalización no provocará oscilaciones, pero la pérdida del distintivo provincial, que homogenizó todas las matrículas, permitiría a los ciudadanos españoles comprar su vehículo en cualquier punto del territorio y, por tanto, optar por adquirirlo en las comunidades con el tributo más bajo.
En la actualidad, Canarias es la única comunidad que tiene transferido el importe de matriculación aunque no su gestión. Hace días, el presidente de la Federación Canaria de Importadores y Concesionarios de Automóviles, Enrique Caballero, mostró su rechazo a que el gobierno canario también recibiera la gestión del impuesto ya que, según dijo, "al final el consumidor pagaría más".

Los mejores vídeos