El Gobierno defiende la subida de los peajes en un 12,2 por ciento

Desde el 1 de enero, las autopistas de peaje han subido sus precios para los automóviles ligeros un 12,2 por ciento, un aumento que, según el Ministerio de Fomento, sólo es atribuible al "cumplimiento de las exigencias legales".

La subida que se aplicará a los precios de las autopistas corresponde a la revisión anual legalmente establecida (concepto que aumenta el coste en un 3,8 por ciento), más 8,4 puntos porcentuales que resultan de aplicar la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia del 18 de enero de 2001. Dicha sentencia consideraba ilegal la aplicación del tipo reducido del IVA, fijado en el 7 por ciento a los peajes, y emplazaba al Gobierno español a recuperar el tipo normal (16 por ciento).

Así, el incremento sólo es atribuible, según el Ministerio de Fomento, al "cumplimiento de las exigencias legales".

Este aumento del peaje del 12,2 por ciento no afectará a los vehículos pesados, ya que a estos siempre se les ha aplicado el IVA del 16 por ciento. Así, sólo harán frente a la actualización del 3,8 por ciento establecida por Fomento.

El departamento que dirige Álvarez Cascos afirmó que el peaje es el sistema "más útil y eficiente" de financiación de carreteras, pues, según recordó en un comunicado, "no existen infraestructuras viarias gratuitas: o se pagan con impuestos, por todos; o se pagan a través del sistema de peaje, por los usuarios".

Además, según el ministerio, el este modelo de financiación "permite poner inmediatamente a disposición de los usuarios y de la economía productiva redes viarias más modernas, rápidas y seguras, con el consiguiente efecto dinamizador".

Durante el pasado mes de diciembre, Fomento y las empresas concesionarias de autopistas reconocieron el inicio de contactos para considerar la posibilidad de que el sector asumiese la subida del impuesto a cambio de un aumento de los plazos de explotación, aunque, según la nota remitida ayer, estas negociaciones no han tenido éxito.

Los mejores vídeos