El gobierno coreano augura un pronto final a la venta de Daewoo

A tenor de las declaraciones realizadas por el ministro de Economía y Finanzas coreano, las conversaciones entre General Motors y Daewoo están a punto de llegar a su final. La consecución de beneficios por tercer mes consecutivo alimenta la esperanza de los acreedores de la firma en bancarrota de obtener un acuerdo más ventajoso de lo que inicialmente se preveía.

Las conversaciones para vender Daewoo a General Motors están en "su fase final", según comentó ayer el ministro de Finanzas y Economía de Corea, Jin Nyum. Estas manifestaciones de un alto cargo gubernamental vienen a poner algo de luz a tan oscuras negociaciones, cuya información en prensa había entrado en un ciclo de rumores y desmentidos continuos.

Asimismo, señaló que los beneficios cosechados en junio de 1,3 millones de dólares (253 millones de pesetas), tercer mes consecutivo de ganancias tras meses y meses de pérdidas, otorgarían más influencia a los acreedores de la compañía en bancarrota, entre los que se incluye el propio gobierno coreano. "Afortunadamente, Daewoo Motor está saliendo de los números rojos y eso nos dará una mayor ascendencia en las negociaciones, que están en su fase final, con aquellos que quieren comprar la compañía", declaró Jin Nyum.

Sobre el desenlace de los encuentros, algunos analistas opinan, al igual que el ministro, que la obtención de resultados positivos permitiría a la compañía sostenerse a sí misma sin necesidad de ayuda exterior, lo cual le otorgaría una mejor posición a la hora de negociar un acuerdo de venta. Sin embargo, todo el mundo sabe que las ganancias de Daewoo durante los meses de abril, mayo y junio se debieron a la congelación de su deuda de 17.000 millones de dólares (3,3 billones de pesetas).

Los mejores vídeos