El futuro de Toyota abandona el laboratorio

Desde que en 1997 Toyota sacó a la venta el Prius, no abandona su apuesta por los vehículos movidos por combustibles alternativos. Su comercialización no empezará hasta 2010, pero, a partir de final de año, ya se podrán ver algunas unidades en las carreteras estadounidenses y japonesas.

El futuro de Toyota abandona el laboratorio
El futuro de Toyota abandona el laboratorio

El FCHV-4 no es ningún desconocido; ya hace un año que Toyota lo prueba en las carreteras de EE.UU. y Japón, donde este prototipo ha recorrido más de 110.000 kilómetros impulsado por una célula de combustible, que consigue electricidad a partir de hidrógeno.

Ahora, Toyota anuncia que llevará más lejos sus estudios: antes de final de año pondrá 20 unidades a circular en EE.UU. y Japón. Se ofrecerán a ejecutivos de compañías energéticas y miembros de los Gobiernos de estos países, pero hay otro requisito que no podemos olvidar: las áreas por donde vayan a circular estos vehículos deben tener una infraestructura previa (zonas para repostar, accesorios, servicio post-venta...).

El modelo elegido para llevar esta mecánica es un "todo camino", es decir, un coche con estética todo terreno, pero poco apto para una conducción off-road, al que normalmente se le concede un uso más familiar. Cuenta con un motor eléctrico que desarrolla 80 KW y una célula electroquímica de 90; con esta mecánica, alcanza un par máximo de 260 Nm y una velocidad máxima de 150 km/h, según la marca.

La marca es consciente de que hasta el año 2010 no podrá poner a la venta este tipo de vehículos, pero, con este paso, espera que el mercado vaya aceptando el hidrógeno como el combustible no del futuro, sino del presente.