El futuro de Rolls Royce comienza en 2003

El año 2003 se convierte en una fecha clave en el futuro de la británica Rolls Royce. En esta fecha estará construida la nueva sede de la compañía, BMW tomará la responsabilidad de la división de automóviles y Rolls lanzará un nuevo modelo.

La nueva sede de Rolls Royce se situará en la localidad británica de Goodwood, en el condado de Sussex, al sur del Reino Unido. Allí se construirán los Rolls Royce del futuro, entre ellos, el nuevo "sedán", que se lanzará, también, en el año 2003. La nueva factoría dará empleo a unas 350 personas en el desarrollo, diseño, producción, comercialización y ventas de automóviles, así como en operaciones comerciales y de gestión. La planta tendrá una capacidad de producción anual de unos 1.000 automóviles.
La elección de esta localidad ha sido valorada muy positivamente por Karl Heinz Kalbfell, responsable de la estrategia de marca y de producto del grupo BMW y director gerente del proyecto Rolls Royce, que ha señalado que la región "nos ofrece todo lo que necesitamos para nuestro proyecto".
En referencia a la toma de control de Rolls Royce por parte de BMW, el presidente del grupo alemán, Joachim Milberg, ha indicado que "Rolls Royce será un remate convincente, que representará el extremo superior de la gama, para nuestra cartera de marcas".