El futuro de Opel, "en juego"

El mal momento que atraviesa Opel no es ningún secreto, pero el diario alemán "Der Spiegel" asegura que su crisis es tan grave que podía incluso desaparecer. La firma ni confirma, ni desmiente los rumores de la prensa alemana. Mañana miércoles el mismísimo Carl-Peter Forster, presidente de la compañía, tiene que dar la cara y presentar los resultados obtenidos en 2001.

El futuro de Opel, "en juego"
El futuro de Opel, "en juego"

"Der Spiegel" asegura que un alto cargo de Opel ha anunciado que "el futuro de la empresa está en juego", ya que, si no logran reducir radicalmente sus pérdidas, General Motors, su patrón norteamericano, podría incluso llegar a venderla.

La misión de saneamiento no es tan sencilla: a la espera de que mañana se hagan públicos los resultados oficiales, el balance de pérdidas del año 2001 se sitúa en 675 millones de euros (112.310 millones de pesetas).

La empresa ha reiterado en varias ocasiones que en 2003 abandonará definitivamente los números rojos, pero, para conseguirlo, tendrá que tomar medidas que no serán precisamente apoyadas por los combativos sindicatos alemanes. Así, se esperan recortes de los ingresos salariales y eliminación de la paga de Navidad y de otras bonificaciones extraordinarias.

El denominado Plan Olympia, un programa de saneamiento diseñado por GM para sus filiales europeas, ya está en marcha y, entre sus puntos más conflictivos, figura la eliminación de 1.500 puestos de trabajo administrativos. La desburocratización es uno de los objetivos de la multinacional norteamericana, por lo que, según "Der Spiegel", estudia vender su central ubicada en Zurich y dejar que la propia Opel coordine la actividad del consorcio en el continente europeo.

También está en peligro el futuro de Powertrain, una empresa dedicada a elaborar motores y cajas de cambios, creada en cooperación entre General Motors y Fiat.

Opel España recortará la producción prevista en 2002
La división española del fabricante producirá menos vehículos de los estimados para este año. Así, continuará con las medidas aplicadas en 2001, cuando se realizaron paros durante 23 días debido a los bajos niveles de ventas y sólo salieron de las líneas de montaje 355.000 coches, una cifra muy alejada del objetivo inicial para el pasado año: 430.000 unidades.

Uno de los portavoces de Opel España ha afirmado que "tenemos que rebajar la producción prevista, que era de 394.000 vehículos para el año 2002, a 368.000 unidades".

La compañía está negociando con los sindicatos para realizar posibles ajustes en el calendario laboral y aplicar medidas flexibles para reducir la manufactura de la planta de Figueruelas (Zaragoza), con el fin de evitar despidos.

GM crea un equipo de operaciones para desarrollar vehículos de alto rendimiento
General Motors pretende crear automóviles de alto rendimiento sobre la plataforma del modelo Sigma –un vehículo que dispone de tracción trasera-, aunque también utilizará, en algunos casos, los chasis de las furgonetas de tamaño medio.

Para el desarrollo de estos automóviles, el fabricante estadounidense ha formado un equipo especial de operaciones, cuyo primer proyecto será la creación de un Cadillac CTS de altas prestaciones.

El vehículo de pruebas estará listo en febrero, según Jim Taylor, uno de los encargados del diseño del nuevo CTS (que contará con un nuevo motor –posiblemente turboalimentado-, frenos más potentes y, en el exterior, varios elementos propios del "tuning").

Además, el equipo de operaciones está trabajando en la producción del roadster XLR (que se presentará el año que viene) y de una nueva versión de lujo para la marca Cadillac, que estará lista en 2004.

El objetivo de los nuevos vehículos de alto rendimiento es impulsar las ventas de GM, que cayeron un 10 por ciento en el ejercicio pasado, según afirmó el vice-presidente de la compañía, Robert Lutz.

Los mejores vídeos