El futuro de Figueruelas se conocerá este martes

A pesar de que la planta aragonesa de Opel se presenta como rentable y de que se trata de la responsable de la producción del Corsa, la posibilidad de un cierre o de una reestructuración de su plantilla flota en el aire.

El futuro de Figueruelas se conocerá este martes
El futuro de Figueruelas se conocerá este martes

La continuidad de la planta que la marca alemana Opel tiene en Figueruelas (Zaragoza) parecía no estar en tela de juicio hasta que el pasado día 10 de este mes el diario británico Financial Times publicó la posibilidad de que, entre los ajustes previstos por el grupo germano, se contemplase el cierre de las factorías que la compañía tiene en Zaragoza (España) y Amberes (Bélgica).

La buena marcha de la fábrica de Figueruelas hace pensar que esta noticia no es más que un rumor. En consecuencia, tanto los sindicatos como la Administración aragonesa no han reaccionado más que para dudar acerca de estas informaciones.

Sin embargo, y a pesar de esta aparente tranquilidad, se espera con cierta ansiedad la publicación del plan mundial de reestructuración de General Motors, el conocido como Olimpia. La ambigüedad de la Dirección de la compañía y la falta de claridad en cuanto a las medidas que se tomarán han provocado que más de uno empiece a preocuparse por el futuro de los puestos de trabajo de Figueruelas.

La Dirección de la factoría española afirma que se trata de una planta rentable, pero el bache que ha atravesado en los últimos meses y la suma de pérdidas que GM cuenta en su haber no hacen imposible, al menos, una reestructuración de la plantilla de esta fábrica. En la actualidad, trabajan 9.100 personas en Figueruelas, donde se producen unos 370.000 coches al año.

En el mejor de los casos, los sindicatos ya prevén la posibilidad de que se sacrifiquen algunos puestos de trabajo de la factoría española, ya que es casi imposible afrontar una reestructuración como la que se espera sin recortar en gastos de personal.