El Ford Explorer tendrá una batería de 42 voltios

Ford prepara el salto de las baterías de 12 voltios a las de 42 para potenciar las cada vez mayores funciones electrónicas en los vehículos.

En los últimos años la electrónica está abordando los nuevos modelos que salen al mercado desde todos los puntos de vista. Por ello no es de extrañar que muchos fabricantes estén preparando el paso de las actuales redes y baterías de 12 voltios a otras de más capacidad, de 42 voltios.
Uno de los primeros vehículos en experimentar este cambio será el Ford Explorer, que, a partir de 2003, dispondrá de una red a bordo de 42 voltios.
Este sistema eléctrico de alta capacidad permite la puesta en acción del starter-generador integrado, ISG. Este innovador dispositivo aúna las funciones del motor de arranque y el alternador y está situado entre el bloque motor y la caja de cambios. Permitirá, además, lograr unas revoluciones por minuto iniciales superiores a las de un motor de arranque convencional, lo que repercute positivamente en la reducción de los gases de escape.
Otra de las funciones del ISG se pone en marcha al acelerar, en ese momento puede apoyar al motor de seis cilindros del Explorer durante un breve periodo de tiempo con 10 kW. Además, el ISG funciona como alternador. Al frenar, recoge la electricidad que genera la rotación del motor y la utiliza para cargar la batería de encendido.
Ford espera reducir mediante el ISG el consumo de combustible de su modelo. Además, la red de a bordo de 42 voltios consigue reunir en el Explorer la energía necesaria para accionar frenos eléctricos y una dirección totalmente electrónica, que sustituirá en un futuro los sistemas hidráulicos y mecánicos. Es decir, la tecnología "by wire".

Los mejores vídeos