El Explorer es ahora investigado por violar las leyes de seguridad vial

De nuevo, el Ford Explorer está en la picota. Ahora, la compañía de Detroit está siendo investigada porque ha equipado a este modelo y al Mazda Navajo, en sus versiones de dos puertas, con dos cinturones de seguridad en sus plazas traseras.

Responsables de la Agencia Federal de Tráfico y Seguridad Vial estadounidense están investigando si Ford Motor violó la ley montando sólo dos juegos de cinturones de seguridad en las plazas traseras de sus modelos de todo terreno de dos puertas, Ford Explorer y Mazda Navajo.

El examen se centra en saber si los vehículos fueron diseñados como cinco plazas (es decir, tres traseras) o con capacidad para cuatro pasajeros solamente. La normativa federal obliga al fabricante a suministrar el mismo número de cinturones que plazas para las que ha homologado su producto.

Esta ley también entiende que, si el vehículo tiene 50 pulgadas (1.270 mm) o más de anchura trasera, el vehículo es considerado de cinco plazas, aunque la Agencia Federal reconoce algunas excepciones. El Explorer de dos puertas, en principio, parece cumplir con los requisitos, ya que su espacio es de 41 pulgadas (1.041 mm).

Ford rápidamente ha señalado que sus dos todo terreno no fueron ensamblados para alojar a tres pasajeros en el asiento de atrás. "Nuestros folletos informativos a clientes, disponibles en los concesionarios, explican claramente que el vehículo está diseñado para dos ocupantes traseros", ha asegurado una portavoz de la compañía, Sarah Tatchio.

Varios accidentes mortales
Las sospechas de los agentes surgen porque el Explorer, en su versión de cuatro puertas, tiene tres cinturones traseros de seguridad y porque los datos federales sobre accidentes muestran que, en varios casos, tres personas estaban sentadas en los asientos de atrás de los dos modelos investigados. Estos mismos datos recogen que, entre 1994 y 1999, se produjeron 10 muertos y 20 heridos vinculados a esta circunstancia.

En estos momentos, hay en circulación 520.000 unidades del Explorer de dos puertas y 30.000 del Navajo, todo terreno sólo disponible en dicha carrocería y que ha dejado de producirse.